Compartir
Daniel Ortega, Presidente de Nicaragua. Archivo.

Caribbean Digital

MANAGUA. AFP. La tendencia a la reelección presidencial inmediata, alterna o indefinida se ha impuesto en la mayoría de los países de América Latina después de 1990, cuando la región entró en un proceso de restauración democrática, tras décadas de dictaduras, guerras civiles y revoluciones.

Daniel Ortega, Presidente de Nicaragua. Archivo.
Daniel Ortega, Presidente de Nicaragua. Archivo.

Los presidentes con más tiempo en el poder por reelecciones inmediatas actualmente son el boliviano Evo Morales, desde 2006, y la argentina Cristina Kirchner, el ecuatoriano Rafael Correa y el nicaragüense Daniel Ortega, desde 2007.

Consecutiva indefinida: Nicaragua se convirtió en el segundo país después de Venezuela en avalar la reelección presidencial indefinida, luego de que el Congreso derogó este martes, con una enmienda constitucional, la prohibición a la reelección presidencial sucesiva y alterna en más de una oportunidad, que regía desde 1996.

La reforma -impulsada por la izquierda sandinista en el poder- quedará firme cuando sea ratificada por el Congreso en 2014.

En Venezuela, la reelección indefinida fue aprobada en 2009 con un referéndum aprobatorio a una enmienda constitucional, impulsada por el ahora fallecido presidente Hugo Chávez (1999-2013). El mandato presidencial es de seis años.   Antes de la llegada de Chávez al poder, Venezuela permitía la reelección pero 10 años después a la culminación del mandato presidencial.

Consecutiva por una vez: En Argentina se consagró con la reforma constitucional de 1994, bajo la presidencia de Carlos Menem, el primero en ser reelecto en 1995; los mandatos son de cuatro años con la posibilidad de una sola reelección.

En Brasil entró en vigor en 1998 en virtud de una enmienda constitucional aprobada para permitir un segundo mandato inmediato al socialdemócrata Fernando Henrique Cardoso (1995-2002). El presidente brasileño puede concurrir a un máximo de dos mandatos consecutivos.

En Bolivia, la Constitución aprobada en referéndum en 2009 introdujo esta figura. Antes se permitía una sola reelección tras un receso presidencial de 5 años.   Colombia adoptó la reelección inmediata en 2005, bajo la presidencia de Álvaro Uribe (2002-2010). El período presidencial es de cuatro años.

En Ecuador la Constitución de 2008, impulsada por Rafael Correa, establece la reelección inmediata por una sola vez por un período de cuatro años.

Antes la reelección en Ecuador era autorizada en períodos no consecutivos y de manera indefinida.

No consecutiva: En República Dominicana, la Constitución de 2010 avaló la reelección alterna transcurrido un mandato presidencial de cuatro años. La reforma, impulsada por el entonces mandatario Leonel Fernández, derogó la norma de 2002 que admitía una sola postulación inmediata. Antes de 1994 era continua e ilimitada.

En Chile, una reforma del 2005 acortó el período presidencial de seis años a cuatro, mantuvo la prohibición a la reelección inmediata, pero concedió la oportunidad de hacerlo de manera alterna transcurrido un período.

En Uruguay, un ex presidente puede buscar la reelección después de al menos un receso de cinco años.

En Costa Rica, la Corte Suprema de Justicia anuló en 2003 la prohibición a la reelección presidencial para favorecer al ex presidente Oscar Arias, quien gobernó de 1986 a 1990, y luego de 2006 a 2010. Pero la reelección sólo puede ser pasado un mandato, de cuatro.

En Panamá, un presidente puede volver a presentarse 10 años después de abandonar el cargo, de 5 años.   Mientras que El Salvador y Perú los presidentes pueden optar a la reelección alterna.

Sin reelección: México no permite la reelección en ningún caso y el período presidencial es de seis años. La prohibición de la reelección presidencial fue establecida en la Constitución de 1917 que se promulgó durante la Revolución Mexicana.   Paraguay, Guatemala, Honduras y Haití también la prohíben.

No hay comentarios