Compartir

SANTO DOMINGO. En los 34 años que Ramón Peña ha trabajado como scouts entre Reales, Tigres, Mets e Indios ha creado la fama de ver el talento más allá de sus narices, de descubrir potencial en “rechazos” o jóvenes con los bonos bajos, acompañada de la de ser un reclutador “tacaño”. Así fue con Francisco Cordero, Fernando Rodney, Mélido Pérez, José Lima y Omar Infante.

El producto más reciente que confirma esa tesis es José Ramírez, el dominicano de mayor desempeño individual en 2017 medido por victorias sobre jugador reemplazo (WARs) con 6.9 en la versión de Baseball-Reference y 6.6 en la de Fangraphs, una puntuación en el rango de Jugador Más Valioso.

“La Para” coleccionó una campaña de .318, 29 jonrones, 83 remolcadas y fue líder en dobles 56 y colíder en extrabases con 91, igualado con Giancarlo Stanton.

Ramírez, de 24 años, fue una ganga para los Indios esta campaña con ingresos de US$971,400, previo a comenzar a cobrar en 2018 su extensión de US$23 millones que lo atará hasta 2021 con opciones del equipo por US$11,000,000 y US$13,000,000 para 2022 y 2023. Para Cleveland conseguir el aporte del criollo en 2017 tendría que haber pagado US$52,6 millones de acuerdo a método de cálculo de victorias de Fangraphs.

Cuando Peña lo firmó para Cleveland Ramírez también fue una ganga en una etapa que el mercado internacional ya estaba caliente. El banilejo tenía 17 años en noviembre de 2009 cuando fue parte de un grupo de prospectos que era entrenado por Enrique Soto y asistió a un try-out (prueba) de tres días en las facilidades que tenía la Tribu en Boca Chica.

Soto, el mismo técnico que preparó a Miguel Tejada, Willy y Erick Aybar, tenía como principales joyas al torpedero Martín Esteilon Peguero y al receptor colombiano Jorge Alfaro pidiendo bonos de siete dígitos por ambos y Ramírez no era la gran apuesta.

Peguero pactó por US$2,9 millones con los Marineros en 2010, pero luego el bono fue bajado a US$1,1 MM y en 2015 fue dejado libre. Alfaro fichó por US$1,3 MM por los Rangers y debutó en la MLB en 2016.

Peña dijo a DL que por Ramírez, entonces con 5´8 pies y 140 libras, comenzó ofreciendo US$10 mil mientras que Soto pedía US$300 mil. “El que me gusta es el segunda base”, dijo Peña, que comenzó a presentar argumentos, como vendedor agresivo que quiere convencer a un cliente hasta que encuentran un punto medio.

Al final se pusieron de acuerdo con US$50 mil, un pacto que no entró en vigencia hasta 2011 debido a que Ramírez tenía problemas en su documentación. Fue un trecentista en la mayoría de circuitos que jugó, incluyendo .312 con 44 hits y 22 remolcadas los Toros en la 2012-2013 cuando fue escogido Novato del Año.

“Jugar invierno lo hizo pelotero, jugaba como un hombre cuando lo firmamos, pero aquí se hizo pelotero”, dijo Peña.

El año que Ramírez fichó e ingresó a la academia, Miguel Ángel Sanó recibió US$3,1 millones y los Yanquis US$3 MM a Gary Sánchez, dos jugadores establecidos en el Big Show, mientras que Jorge Polanco consiguió US$750 mil con los Mellizos.

También Seattle dio US$2 millones a Guillermo Pimentel (dejado libre en 2015), Boston pagó US$1,950 mil por José Vinicio (que jugó AA y AAA en 2017) y los Yanquis US$570 mil por Eladio Moronta (que solo alcanzó el nivel novato y quedó fuera en 2013).

Peña vio llegar entre los jugadores firmados por él este 2017 al dominicano Francisco Mejía (2012 para Cleveland), además del venezolano Anthony Santanader (Orioles) y el cubano Yandy Díaz (Cleveland). NPerez@diariolibre.com

Source link

No hay comentarios