Compartir
Actor Oscar Isaac. (Photo by Evan Agostini/Invision/AP)

Caribbean Digital

LOS ANGELES. AFP. El guatemalteco Oscar Isaac buscará este domingo un Globo de Oro a Mejor Actor por el film de los hermanos Coen “Inside Llewyn Davis”, un relato sobre la escena musical de Nueva York en los años 1960 que le dio la oportunidad de conquistar Hollywood.

Actor Oscar Isaac. (Photo by Evan Agostini/Invision/AP)
Actor Oscar Isaac. (Photo by Evan Agostini/Invision/AP)

Isaac está en liza en la categoría comedia o musical con Christian Bale por “Escándalo americano”, Bruce Dern por “Nebraska”, Leonardo DiCaprio por “El lobo de Wall Street” y el puertorriqueño Joaquín Phoenix por “Ella”.

Si bien la competencia es ardua, su interpretación ya ha merecido numerosas nominaciones y algunos premios, entre ellos los de los críticos de Toronto y de Nueva York.

En la cinta, que no desilusiona a los seguidores de Ethan y Joel Coen (“No es país para viejos”, “El gran Lebowski”, “Fargo”), Isaac encarna a un cantante de folk en Nueva York que lucha por destacarse en medio de incontables obstáculos, la mayoría impuestos por él mismo.

Nacido en Guatemala hace 34 años de padre cubano y madre guatemalteca, el actor y músico se crió en Miami (Florida, sureste Estados Unidos) desde los cinco años y toca el ukulele. De adolescente, fue la voz líder y guitarra de una banda de punk-ska y se graduó en 2005 de la prestigiosa escuela de artes Juilliard de Nueva York.

Su primer papel importante le llegó con “The Nativity Story”, una película navideña producida en 2006 para la televisión en la que interpretó a José.

Ese año dejó de usar su apellido, Hernández, para evitar ser encasillado por Hollywood, donde los actores con nombres hispanos suelen conseguir exclusivamente papeles de sirvientes y drogadictos y obtener la atención sólo de la prensa centrada en el “talento latino”.

El truco pareció funcionar. Isaac consiguió papeles menores en la televisión y obtuvo un pequeño rol en “Che” (2008), de Steven Soderbergh. Luego fue un cantante de rock en la comedia romántica “10 Years” (2011), un asesino en “The Bourne Legacy” (2012) y un inspirador profesor en la independiente “Wont’t Back Down” (2012), con la nominada al Óscar Viola Davis.

También se destacó como el guardia de seguridad en “W.E. El romance del siglo”, la película sobre Wallis Simpson y Eduardo VIII dirigida por Madonna.

Pero fueron los Coen, que vieron en este excelente músico y entrenado actor al intérprete que necesitaban para su tragicómico Llewyn Davis -un personaje basado libremente en el cantante de folk Dave Van Ronk-, los que dieron a Isaac la posibilidad de convertirse en el próximo galán de Hollywood.

El actor contó en una entrevista a Rolling Stone que, poco antes de audicionar ante los Coen, conoció casualmente a un guitarrista que había tocado con el verdadero Van Rock y se prestó a entrenarlo musicalmente para conseguir el papel.

“Me enseñó un rasgueo que yo no conocía, no sabía cómo hacerlo. Es una síncopa muy loca”, dijo.

“El día antes de la audición toqué para él y él me dijo que ya podía imaginarse un hombre detrás mostrando los pulgares en señal de aprobación”.

No hay comentarios