Compartir
Damaris Montesinos, llorando desconsolada, sostiene una fotografía de su hija asesinada por su marido. Foto cortesía Wilson Aracena. Archivo.

Caribbean Digital

El procurador general, Francisco Domínguez Brito, calificó de injustificable y como un fallo del sistema de justicia el haber dejado en libertad bajo fianza a Jonathan de Jesús Minaya Torres porque representaba un peligro para la vida de su esposa,  Miguelina Altagracia Martínez y “eso no era lo prudente en este caso”.

Damaris Montesinos, llorando desconsolada, sostiene una fotografía de su hija asesinada por su marido. Foto cortesía Wilson Aracena.

El hombre asesinó ayer domingo de varias puñaladas, a su esposa, cuando la víctima peinaba a una cliente en su salón de belleza, en un barrio de Santiago.

“Yo creo que el sistema de justicia ahí falló, esa persona al parecer fue liberada bajo fianza, no tenía la más mínimas condiciones y representaba un peligro para esa mujer y lo que pasó ahí es injustificable”, sostuvo. Las agresiones físicas contra Miguelina Altagracia venían de lejos, y en unas tres ocasiones su verdugo la había herido a machetazos.

“Tenemos que ser efectivos en la resolución y eso no debe suceder. El sistema de justicia tiene que mejorar y cada cual tiene que jugar su rol”, consideró Domínguez Brito. El funcionario habló tras la firma de un acuerdo interinstitucional con la Junta Central Electoral y el Ministerio de la Mujer para impartir talleres a los empleados del organismo comicial para evitar la violencia contra la mujer.

No hay comentarios

Deja un comentario...