Compartir
Las diferentes autoridades en el gesto simbólico de la demolición.

Servicios/Caribbean Digital

 

 

Moca, Provincia Espaillat.- En una conmovedora ceremonia, la Procuraduría General de la República clausuró la cárcel pública 2 de Mayo, tras haber concluido el proceso de traslado de los internos a varios centros Modelo de Gestión Penitenciaria, ubicados en la región Norte.

Las diferentes autoridades en el gesto simbólico de la demolición.
Las diferentes autoridades en el gesto simbólico de la demolición.

En una labor conjunta del Ministerio Público de la provincia, la Oficina Senatorial del senador José Rafael Vargas, las autoridades del modelo de Gestión Penitenciaria, la Dirección General de Prisiones, así como miembros del Plan de Desarrollo de la Sociedad Mocana y del Bloque Gubernamental Provincial, se ejecutó el plan de trasladar los últimos 829 privados de libertad que estaban en dicha instalación.

Las palabras de apertura del acto de clausura, estuvieron a cargo del procurador fiscal de Espaillat, magistrado José Aníbal Carela, quien destacó el fiel cumplimiento a una petición desde hace varios años que tenía la ciudadanía del cierre de estas instalaciones.

El senador de Espaillat, Doctor José Rafael Vargas, aseguró que el cierre definitivo de la cárcel 2 de Mayo, que data de las décadas del régimen trujillista, enriquece el sistema establecido para el manejo de los internos en los centros de corrección y rehabilitación del país.

“La antigua estructura de la fortaleza 2 de Mayo, habrá de convertirse en un espacio de crecimiento cultural, educativo, social y económico, creando un nuevo entorno urbanístico en esta ciudad”, manifestó el senador José Rafael Vargas.

Las palabras centrales de la actividad fueron del Procurador General de la República, Francisco Domínguez Brito, quien dijo que este cierre constituía un paso de avance para Espaillat, la cual en lo adelante, podrá contar con un espacio cultural para el beneficio de todos sus habitantes.

También en el acto hablaron, el jefe de Estado Mayor del Ejército Nacional, mayor General Rubén Darío Paulino Sem, y el síndico de Moca, Remberto Cruz. La Invocación de Acción de Gracias, fue por el Rvdo. Padre Pedro Alejandro Batista, Párroco de la Iglesia Nuestra Señora del Rosario, y al final hubo un gesto simbólico de demolición de la Cárcel 2 de Mayo.

No hay comentarios

Deja un comentario...