Compartir

Pedro Jimenez

Redacción/Caribbean Digital

SANTO DOMINGO.- Un juez de la Oficina de Atención
Permanente del Distrito Nacional dispuso un año de prisión
preventiva como medida de coerción contra los dos
principales acusados de matar al teniente coronel César
Augusto Ubrí Boció.

El magistrado José Alejandro Vargas ordenó que el cabo
policial Wascal Antonio Cavallo Montero fuera enviado a
cumplir el año cárcel al recinto penitenciario del 15 de
Azua, mientras que Michael Antonio Valdez Castillo, al penal
de La Victoria.

Así mismo, a  Douglas Cury Castillo y José Rafael
Mejía les impusieron tres meses de prisión preventiva que
tendrán  que saldar en la cárcel de Najayo, San
Cristóbal.

Ayer sábado en la noche se le conocía medida de coerción
al quinto acusado Modesto Alfonso Cruz Marte, quien
supuestamente fue quien le compró a Cavallo la jeepeta
robada al malogrado oficial por la suma de 90 mil pesos.

El juez Vargas dijo que durante el desarrollo de la
audiencia no se comprobó que el acusado Cavallo Montero
fuera torturado durante los interrogatorios, como el
imputado había dicho a los medios de comunicación.

También, precisó que Cavallo Montero no estaba autorizado a usar todas las armas que le ocuparon. A éste le ocuparon
la escopeta con la que mataron al oficial Ubrí Boció.

Unos diez abogados expusieron durante el conocimiento de la
medida de coerción, lo que tornó la audiencia en larga y
cansona.

La viuda del teniente coronel asesinado dijo estar conforme
con la decisión del juez de la Oficina de la Atención
Permanente del Distrito Nacional, José Alejandro Vargas.

El expolicía Cavallo Montero  es primo del capitán
del Ejército Nacional Luis Guisseppe Cavallo Cuello, quien
se desempeñaba como encargado de Seguridad  de Edesur,
apresado transportando 13 paquetes de marihuana, unas 185
libras.

No hay comentarios

Deja un comentario...