Compartir

Robert Martínez

Redacción/Caribbean Digital

El tribunal impuso 3 meses de prisión preventiva.

SANTIAGO, RD.-Un tribunal de la Atención Permanente del Juzgado de la Instrucción impuso tres meses de prisión preventiva a tres choferes de la ruta F, de Cienfuegos, que provocaron la muerte de dos jóvenes la semana pasada cuando alegadamente realizaban competencia de vehículos en la avenida Circunvalación, de Santiago.

Los choferes, cuyos nombres no pudieron ser obtenidos, están acusados de causar la muerte de Luis Kenny Tatis y de un primo de éste, cuando intentaron cruzar la referida vía, frente al negocio de venta de bebidas alcohólicas Jhon Jhon, de esta ciudad.

Ambos jóvenes murieron a consecuencia de los golpes y traumas que sufrieron al ser atropellados por los tres vehículos. Sus cadáveres quedaron irreconocibles.

En esa ocasión, testigos oculares del hecho confirmaron que ciertamente los choferes de los tres vehículos de la ruta de concho F, de Cienfuegos, realizaban una competencia en la avenida Circunvalación, provocando la tragedia.

Con el impacto, los primos, que eran nativos de la provincia Montecristi, murieron instantáneamente.

Familiares de los tres conductores negaron que sus parientes sean los responsables de la muerte de los primos, y afirmaron que la noche que ocurrió la tragedia los vehículos estaban parados, sin trabajar, lo que puede ser colaborado por testigos.

Son muchas las quejas contra los choferes de la ruta de F de Cienfuegos debido a la forma temeraria de conducir, así la prepotencia y violencia que exhiben cuando conducen sus vehículos.

El padre de uno de los occisos sufrió una gran conmoción cuando luego de buscar a su hijo en destacamentos policiales, porque no había llegado a su casa, se le informó que uno de los fallecidos podría ser su vástago.

Cuando acudió a la morgue del hospital José María Cabral y Báez, luego de permanecer más de media revisando el cuerpo sin vida, determinó que ciertamente era su hijo quien yacía muerto.

La muerte de los dos primos causó consternación en la provincia Montecristi donde eran ampliamente conocidos y queridos.

No hay comentarios