Compartir

 José Alfredo Espinal

Editor/Caribbean Digital

SANTIAGO, República Dominicana./ Un acontecimiento noticioso al otro día se convierte en una información vieja en los tradicionales periódicos impresos, tanto en el país como en cualquier otra parte del mundo.

La gente primero se entera a través de los diarios digitales y en las redes sociales. Luego, al día siguiente,  como una costumbre, adquieren un ejemplar en las calles o por suscripciones en sus casas.

Ese ego del periodismo impreso poco a poco va quedando en el pasado. Pero eso no quiere decir que no tenga su gran importancia en los mercados actuales como el nuestro donde todavía para muchos ciudadanos el acceso ala Internetes limitado.

Es por esa razón que importantes periódicos a nivel mundial están haciendo recorte de personal para dedicarse al periodismo digitalizado. Ha resultado, el periodismo en la web, más efectivo para el interés colectivo.

Además, contrario a los tradicionales diarios impresos, en los periódicos digitales el periodismo suele ser más plural y  menos comprometido con los intereses de los poderes políticos y empresariales de una nación determinada.

La era de los diarios impresos podría no desaparecer, pero los medios digitales están dando agua de beber, sin recursos y sin ese poder económico despiadado que muestran los medios impresos tradicionales.

Los impresos han visto la importancia de los medios digitales y el auge que han tenido en todas partes del mundo que han tenido que contar con ediciones enla Web. Sino lo hacen podrían pasar desapercibidos.

En parte, la grandeza de algunos medios digitales, dependiendo de su concepto periodístico y de sus recursos tanto personal y económico, los digitales se nutren uno del otro. Los periódicos impresos tradicionales lo hacen en muchas ocasiones, pero se atribuyen los créditos, irrespetando asíla Leydel Derecho de Autor.

No hay comentarios

Deja un comentario...