Compartir
Milton Ray Guevara.

Caribbean Digital

MAO, VALVERDE El presidente del Tribunal Constitucional de la República Dominicana (TCRD), magistrado Milton Ray Guevara, dijo que el legado del patricio Juan Pablo Duarte ha cruzado las barreras del tiempo y se proyecta hoy como un referente obligatorio de dignidad, soberanía, autonomía individual y de gobierno limitado por la ley, que a su vez, es limitada por la justicia.

 Manifestó que las ideas de Duarte conforman un legado intemporal al que los dominicanos deben volver para fundar y refundar la patria frente a cualquier intento de claudicación a la soberanía y desviación autoritaria del poder que atente contra las libertades de las personas.

 El magistrado Ray Guevara habló en esos términos al dictar la conferencia “Duarte y la Independencia Nacional”, en el Auditorio de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) Centro-Mao.

 Argumentó que Duarte fue un confeso anticolonialista y que “su ideal independentista no se conformó con la separación de la República Dominicana de Haití, sino que fue un fiel opositor de cualquier injerencia extranjera en los asuntos internos del país”.

 Sostuvo que Duarte apeló por “una independencia plena, el respeto irrestricto a la soberanía y a la capacidad del pueblo dominicano de regir sus propios senderos de libertad”.

 En un escenario integrado por autoridades académicas, docentes, profesionales y estudiantes del Derecho, el presidente del TC afirmó que Duarte tuvo la visión de dotar al país, como un legado imperecedero, de los fundamentos normativos esenciales basados en la tradición del pensamiento ilustrado e inspirado en las revoluciones burguesas de finales del Siglo XVIII.

​ En otro aspecto de su conferencia, el magistrado Ray Guevara declaró que Juan Pablo Duarte, en su proyecto de Ley Fundamental fue un abanderado del imperio de la ley, de la legitimidad de los poderes públicos, la separación de poderes, la igualdad de razas, la libertad de cultos y del Estado de derecho.

 

Reafirmó el compromiso que tiene el órgano que dirige de impregnar sus decisiones del pensamiento del padre de la Patria que subyace con fuerza indestructible en la idea del Estado Social y Democrático de Derecho.

 “Hoy más que nunca tenemos que volver a las raíces primigenias del constitucionalismo dominicano, no solo para aprender de los errores del pasado, sino para beber en la fuente intemporal del legado constitucional de Juan Pablo Duarte”, resaltó el magistrado Ray Guevara.

 Al final de su presentación, afirmó que la patria, la independencia y la soberanía ocuparon en el Proyecto de Ley Fundamental un espacio de gran trascendencia, el cual estuvo en consonancia con su “fe patriótica”, basada en el lema: Dios, Patria y Libertad.

 Aseguró que la República Dominicana, proclamada el 27 de febrero de 1844 es un principio que permanece incólume en el artículo 3 de la Constitución vigente, del 26 de enero de 2010.

No hay comentarios