Compartir
El presidente Danilo Medina.

Servicios/Caribbean Digital

SANTIAGO, RD.-El presidente Danilo Medina anunció este domingo aquí que para que la economía no se desacelere ni se detenga el crecimiento del país, el gobierno aplazará hasta el próximo año la aplicación del nuevo impuesto a las placas de los vehículos de motor.

El presidente Danilo Medina.
El presidente Danilo Medina.

Aclaró, sin embargo, que esa era una de las medidas que estaban contempladas en la última reforma fiscal.

El jefe del Estado también habló de su encuentro de ayer en Managua, Nicaragua, con el presidente Michell Martelly y el canciller de Haití, Pierre-Richard Casimir, quienes le explicaron que el motivo de la veda a la entrada de pollos y huevos de procedencia dominicana a Haití, es una medida estrictamente económica, porque el gobierno haitiano pierde unos 300 millones de dólares por el no pago de impuestos por el ingreso de esos productos al vecino país.

Medina habló con los periodistas luego de encabezar el lanzamiento del Programa “Mira y Sonríe Dominicano, Quisqueya Aprende Contigo”, un complemento de la campaña nacional de alfabetización desarrollado por la Presidencia de la República, con el objetivo de corregir deficiencias visuales y problemas dentales de los iletrados.

Dijo que la aplicación del nuevo impuesto a las placas estaba programado a entrar en vigencia en el tiempo en que corresponde su renovación, “ahora, ustedes saben que en el primer trimestre de este año la economía se desaceleró y ha sido a todo lo largo de este segundo trimestre que ha comenzado a acelerarse de nuevo”.

“En aras de que no se detenga el crecimiento de la economía dominicana, que es el primer empeño que tenemos en estos momentos, de acelerar el crecimiento económico del país, yo hoy me estaré comunicando con el director General de Impuestos Internos para pedirle que posponga el nuevo impuesto para el próximo año y que siga vigente el impuesto que estaba hasta este momento. Este es un impuesto en el que el 60 por ciento de los dominicanos no resultan afectados; solamente afecta al 40 por ciento restante y a un 28 por ciento mínimamente”, precisó el mandatario.

Indicó que cuando entre en vigencia, se procurará que el nuevo impuesto a las placas no coincida con los gastos escolares de agosto para que no cargue demasiado el bolsillo de los dominicanos.

“Entonces, que se cobre el impuesto tal y como se cobraba hasta ahora a partir del mes de octubre como él (el director de la DGII) lo anunció y el próximo año analizamos entonces la  posibilidad de que cobremos el impuesto tal y como está en la reforma fiscal que se hizo y que fue aprobada por el Congreso Nacional y que es una ley”, apuntó el presidente de la República.

Sobre su encuentro con el presidente haitiano Michell Martelly y el canciller Pierre Richard Casimir, fue a petición de estos para explicarle que el motivo de la veda a los huevos y pollos dominicanos es una medida estrictamente económica.

Medina expresó que según el mandatario y el canciller haitiano, Haití deja de percibir unos 300 millones de dólares porque sus nacionales no pagan los impuestos correspondientes por esos artículos que entran a su territorio.

Dijo que el presidente y el canciller haitiano reconocen la calidad de los productos dominicanos que entran a su territorio y que su problema es de recaudación de impuestos. Indicó que las autoridades haitianas quieren la ayuda de los dominicanos para ellos poder cobrar impuestos por esos productos.

“Ellos tienen un problema económico en este asunto, que se reduce a que sus estimaciones son que están perdiendo trescientos millones de dólares”, agregó el jefe del Estado.

El presidente Medina anunció que aprovechó su estada en Nicaragua para iniciar conversaciones con el presidente venezolano Nicolás Maduro, cuyo país estaría en condiciones de comprar todos los huevos y pollos que les oferten los dominicanos. Esos negocios serían aplicados a otros productos y alimentos procedentes de la República Dominicana.

“De lo que se trata es que podamos establecer un mecanismo flexible, ágil en el que nosotros podamos hacer las exportaciones y no pongamos de acuerdo con los precios”, apuntó. Esas compras irían a las facturas de Petrocaribe.

Visita sorpresa
Concluida la actividad, el presidente Medina se dirigió junto a monseñor Agripino Núñez Collado al local del Centro de Atención Primaria Juan XXIII, donde después de un pequeño recorrido recibió explicaciones del rector de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra y del director del establecimiento de salud, doctor Sergio Díaz.

El Presidente de la República, ordenó la terminación del centro, cuya remodelación inició hace siete años.

Medina dio instrucciones al ministro de la Presidencia, Gustavo Montalvo, para que adjudique por administración los contratos que ya tienen más de un 60 por ciento de ejecución, a fin de acelerar los trabajos.

El centro será totalmente remodelado por el gobierno desde el área de Emergencias hasta las de Cirugía y de Atención a los pacientes. Medina dispuso también que el establecimiento de salud sea dotado de todos los equipos necesarios.

No hay comentarios

Deja un comentario...