Compartir
Presidente Leonel Fernández. Archivo.

Caribbean Digital

Fuente: Diario Libre

Escrito porYAMALIE ROSARIO

Santo Domingo. Debido a que considera que existen lagunas en la Ley de Libre Acceso a la Información, el presidente Leonel Fernández favoreció que se apruebe una Ley de Clasificación de la Información y que no sean los funcionarios de cada institución quienes tengan la discrecionalidad de decidir cuáles informaciones se pueden dar y cuáles no.

Presidente Leonel Fernández. Archivo.

El planteamiento del mandatario está contenido en el libro de su autoría que puso a circular anoche, titulado “El Delito de Opinión Pública: Censura, Ideología y Libertad de Expresión”. En la actividad, que tuvo lugar en el Club Cultural Mauricio Báez, situado en Villa Juana, barriada donde nació Fernández, éste respondió preguntas de los presentes relacionadas con los temas tratados en la segunda edición de su libro, que fue publicado para optar por un Doctorado en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD).

Fernández dijo que existe en la legislación una laguna, pese a que todo Estado debe estar sometido en el régimen de la legalidad y el principio de que todo lo que hace debe estar sujeto a la publicidad de los actos administrativos del gobierno. “Yo siento que la debilidad de nuestra legislación está en que le confiere al titular de cada institución que establezca mediante una norma qué es susceptible de ser público y qué no. En lugar de dejarlo a la discrecionalidad de cada funcionario, debe existir una norma general, que no tenemos, y esa norma es la que yo entiendo debe establecer una clasificación” de la información. En ese sentido, refirió las diversas tipologías en que se deben clasificar las informaciones, como son las secretas, las muy secretas, las clasificadas, desclasificadas y disponibles al público, etc.

El mandatario citó como ejemplo que hay informaciones que comprometen la seguridad del Estado que no deben ser de dominio público como por ejemplo los informes diarios del Departamento Nacional de Investigaciones (DNI), los planos del Palacio Nacional, del Metro de Santo Domingo o del Aeropuerto Internacional de las Américas (AILA). Atribuyó al desconocimiento el hecho de que a veces haya mucha irritabilidad sobre el tema.

Por otro lado, Fernández reconoció también que hay debilidades en las normativas para combatir el ciberdelito, aunque destacó que se han hecho intentos para definir el mundo moderno a nivel tecnológico.

SOBRE LIBERTAD

Sobre las libertades públicas, Fernández entiende que los Estados deben restringirlas por seguridad sólo de forma temporal, y no como una norma en menoscabo de los derechos ciudadanos. El gobernante cita en el libro opciones que tienen los ciudadanos para recurrir legalmente a reclamar el derecho a la información como los recursos de amparo. Observa la noticia como “una batalla política por la interpretación de la realidad que muchas veces se tergiversa”, lo que es un problema global.

No hay comentarios