Compartir
El mandatario habló al término de un almuerzo en el Arzobispado de Santiago.

Pedro Jiménez

Redacción/Caribbean Digital

SANTIAGO, República Dominicana.– El presidente Leonel  Fernández aseguró en esta ciudad que con la proclamación de la Constitución de la República el 26 de enero del año pasado, el país se encamina  hacia  el inicio de la revolución democrática e institucional.

El mandatario, quien habló al término de un almuerzo en el Arzobispado de  Santiago,  expresó que una vez logrado ese propósito, se requiere seguir organizando el aparato del Estado y todo el andamiaje político administrativo de la República Dominicana.

“Afortunadamente, nosotros, antes de la aprobación de la Constitución, hicimos algunos avances en el ámbito administrativo financiero del Estado, que nos parecen básico para garantizar la transparencia de la actividad pública, la eficiencia de esa actividad, la agilidad y flexibilidad con que debe hacerse”, sostuvo el gobernante.

Indicó que en la actualidad el Estado tiene que ser un aliado del desarrollo y no un obstáculo para lograr esos objetivos, además de que tiene que hacerlo con total transparrencia.

Fernández destacó que la República Dominicana es reconocida universalmente como un país democrático, libre e institucionalizado, que lleva 50 años de lucha para lograr la democracia que hoy disfrutamos, luego de la caída del régimen de Rafael Leonidas Trujillo. Resaltó la creación por decreto de una comisión para celebrar a partir del 30 mayo próximo, el 50 aniversario de la caída de esa dictadura.

El jefe de Estado abordó el tema previo a referirse a las revueltas en el mundo árabe, que a su juicio, “lo que se plantean como meta es lo que la República Dominicana ya ha alcanzado”, al entender que lo que quieren esas acciones es democracia.

Al  inicio de sus palabras, el estadista destacó la celebración del aniversario de la batalla del 30 de marzo de 1844, que se conmemora este día, la cual sirvió para consolidar la independencia de la República Dominicana.

Afirmó que en el país hay una visión estratégica de transformación del Estado dominicano para convertirlo en un Estado más democrático, más eficiente y más transparente.

“Esto, combinado ahora con una estrategia nacional de desarrollo, económico, social cultural, tecnológico científico y competitivo, como el país ahora se insertó en el ámbito internacional, produce la transformación, el cambio radical que nosotros estamos esperando en la República Dominicana”, manifestó.

Añadió que estos cambios deben culminar generando prosperidad, bienestar, paz social, acceso a una educación de calidad y salud para todos.

El mandatario abordó diferentes temas, tanto del plano nacional como internacional, a solicitud del obispo Diócesis de Santiago, Monseñor Ramón Benito de la Rosa y Carpio, quien le obsequió una colección de 15 libros de su autoría y prometió editar un libro con el discurso de hoy.

A  la actividad asistieron los ministros Administrativo de la Presidencia, Luis Manuel Bonetti, de Educación, Josefina Pimentel,  de Salud Pública, Bautista Rojas Gómez, de  Obras Públicas, Víctor Díaz Rúa., de Interior  y Policía, José Ramón Fadul, el senador Julio César Valentín, el Gobernador Raúl Martínez, la presidenta del Consejo Nacional de Zonas Francas, Luisa Fernández,  y monseñor Agripino Núñez Collado, rector de la PUCMM.

Asimismo, Aquiles Bermúdez, presidente de la Asociación de Zonas Francas de Santiago, y otros empresarios y personalidades de la zona.

4 Comentarios

Deja un comentario...