Compartir
Abel Martínez. Archivo.

Servicios/Caribbean Digital

SANTO DOMINGO./ El presidente de la Cámara de Diputados, Abel Martínez, mostró su regocijo por la elección de la doctora Olga Herrera Carbuccia, como jueza de la Corte Penal Internacional de la Haya, con sede en Holanda.

Abel Martínez. Archivo.

Abel Martínez mostró su alegría por el logro de tan alta posición que enorgullece a la mujer dominicana, al Congreso; y particularmente a la Cámara de Diputados, así como al país en sentido general.

La propuesta de la doctora Herrera Carbuccia, presidenta de la Cámara Penal de la Corte de Apelación de la provincia Santo Domingo fue una iniciativa de varios legisladores y legisladoras que conforman el grupo bicameral Parlamentario para la Acción Global (PGA) por sus siglas en inglés.

La organización la integran el presidente de la Cámara de Diputados, Abel Martínez, la senadora Cristian Lizardo, la diputada, Minou Tavárez Mirabal, y los diputados  Víctor Bisonó, quien la preside,  desde hace   dos años, y Cristian Paredes, entre otros.

La propuesta fue hecha a través del Ministerio de Relaciones Exteriores por vía del canciller Carlos Morales Troncoso y motivada por el Presidente Leonel Fernández, quien instruyó a los embajadores para la labor de apoyo, así como del presidente de la Suprema Corte de Justicia, Jorge Subero Isa.

Abel Martínez dijo que es algo sin precedente que ha logrado la mujer dominicana y que enorgullece a todos los dominicanos y dominicanas.

Resaltó que la propuesta de la magistrada se hizo en pleno convencimiento de que se trataba de una profesional con alta calidad profesional y humana.  “Es una persona sumamente inteligente, íntegra. Con alta solvencia moral. Es muy capacitada, maneja varios idiomas”, dijo Martínez, tras indicar las razones por lo que la Cámara de Diputados se interesó en presentarla.

La magistrada obtuvo 77 votos,  luego del retiro de las representantes de México y Costa Rica.

La escogencia se hizo durante el décimo período de sesiones de la Asamblea del organismo internacional, en la sede de las Naciones Unidas,  Nueva York.

No hay comentarios

Deja un comentario...