Compartir
Cristina Fernández. Archivo.

Caribbean Digital

Cochabamba, Bolivia.-(PL) La presidenta de Argentina, Cristina Fernández, aseguró este jueves aquí que lo menos que pueden hacer los gobiernos europeos que atropellaron el derecho de su par boliviano, Evo Morales, es pedirle perdón.

 Cristina Fernández. Archivo.
Cristina Fernández. Archivo.

La mandataria, que llegó a esta ciudad para respaldar a Morales, calificó de inédita violación a las más elementales normas del derecho internacional el incidente protagonizado por Portugal, España, Italia y Francia.

Estas naciones negaron el martes último el permiso a la aeronave presidencial de Morales sobrevolar sus espacios aéreos, actitud que puso en peligro su vida.

La mandataria argentina se unió a sus pares Rafael Correa, de Ecuador, Nicolás Maduro, de Venezuela, José Mujica, de Uruguay, y de Suriname, Dési Bouterse, quienes participarán en una reunión extraordinaria de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

“He venido para expresar mi solidaridad y la del pueblo argentino al Presidente y al pueblo boliviano”, subrayó Fernández.

Aseguró que tal atropello es también contra todo el pueblo latinoamericano.

Cada uno de los mandatarios reunidos este jueves en Cochabamba además de sentir honor por representar a su país, estamos orgullosos por representar la soberanía popular porque fuimos elegidos democráticamente, recalcó.

Fernández destacó la importancia del concepto de libertad que se defiende en esta cita en Bolivia, por lo costosa que ha sido durante siglos la lucha por la independencia.

Recordó que algunos de los presidentes de Suramérica son descendientes de quienes colonizaron estas tierras, pero decidieron colocarse al lado de sus pueblos y de sus derechos a la inclusión.

La jefa de Estado se unió al acto de desagravio al presidente Evo Morales organizado por movimientos sociales de Bolivia.

No hay comentarios