Compartir
Deficiencia y dejadez en el departamento de Litigación Inicial de la Fiscalía de Santiago.

José Alfredo Espinal

Editor/Caribbean Digital

 

 

SANTIAGO, República Dominicana.- Con agentes policiales con rostros que asustan mas que los detenidos en condición de preventivos,  empieza la odisea para intentar un breve acercamiento con una persona privada de su libertad tras incurrir en una acción reñida con la ley.

Deficiencia y dejadez  en el departamento de Litigación Inicial de la Fiscalía de Santiago.
Deficiencia y dejadez en el departamento de Litigación Inicial de la Fiscalía de Santiago.

Una larga y tediosa fila para entregarles la comida a los presos preventivos y otra pesadilla para conseguir el permiso en horas de visita en el departamento de Litigación Inicial.

De los policías no sorprende el autoritarismo. En ocasiones actúan como vacas, dirigidas por un camino sin saber que van a un precipicio.

El detenido preventivo, culpable o no de los hechos que les imputan, además de dormir en el piso con una almohada de cartón y en condiciones infrahumanas, debe esperar la decisión de un policía para comer y ver a un pariente; en franca violación a los derechos ciudadanos.

En ese orden, con frecuencia también ocurre otro desaire a los parientes de los internos en el departamento de Litigación Inicial de la Fiscalía de Santiago, donde con raras excepciones, aquí el personal trata a los ciudadanos con arrogancia y prepotencia.

Desde fiscales adjuntos, simples secretarias y mensajeras de la Fiscalía, se creen superiores a los jueces encargados de impartir justicia.

En este departamento te fijan una hora para la 1:00pm para solicitar la visita a un detenido, pero es una hora y dos horas después que te permiten conversar con tu pariente poco más de 5 minutos.

La persona del ministerio público encargada de autorizar las visitas tarde mas de lo normal y eso hace que el tiempo de los familiares por ver a los detenidos se agote más rápido.

En definitiva, en ocasiones el personal de la Fiscalía, tanto policial y civil creen que los ciudadanos se dirigen a pedir limosnas.

Muchas veces el personal de la Fiscalía de Santiago irrespeta a los ciudadanos conversando sobre temas personales, al tiempo que ignora el rol de su trabajo como servidor público. 

No hay comentarios

Deja un comentario...