Compartir
Miguel Vargas juramenta reformistas.

Servicios/Caribbean Digital

 

Miguel Vargas  juramentó  en San Cristóbal  a un grupo de dirigentes reformistas encabezados por Jochy Leger, cuyo padre es José Osvaldo Leger.    

 

SANTO DOMINGO./ El presidente del Partido Revolucionario Dominicano, Miguel Vargas, consideró este domingo que la clase política y la sociedad civil no deben perder tiempo en implementar una estrategia que corte por lo sano el desbordamiento de la violencia y la delincuencia, agravado por las inconductas de efectivos policiales y de otros organismos de seguridad.

Miguel Vargas juramenta reformistas.

Vargas afirma que la violencia y la delincuencia desbordadas son fenómenos con raíz en la situación social del país, que tienden a salirse de control por la falta de voluntad y determinación de la clase política.

Consideró que el gobierno del presidente Danilo Medina tiene la oportunidad de concertar junto a los partidos, la sociedad civil y las iglesias una estrategia que contribuya  a  controlarlos y a garantizar la seguridad ciudadana, para lo cual debe involucrarse a los podres Legislativo y Judicial, a los ayuntamientos y a las comunidades.

El presidente del PRD hace su declaración a propósito del avivamiento de la espiral de atracos y muertes violentas, y la participación de agentes policiales en la ejecución a sangre fría de 3 prófugos en San Francisco de Macorís, y las muertes de la profesora  Ángela Moquete, en Barahona, y el estudiante Wiliam Florián, en la Universidad Autónoma, caídos por procedimientos policiales inadecuados ante protestas ciudadanas.

Vargas expuso que en el caso de la Policía hay que producir una reestructuración completa.  Sostiene que en la institución existen recursos humanos de gran valía, aunque del cuerpo deben ser extirpados sus integrantes que no tengan la aptitud y actitud que se requieren.

La reestructuración policial y de otros cuerpos de seguridad debe alcanzar el sistema de reclutamiento, la mejoría de las condiciones de vida y de trabajo, dotación de equipos y recursos adecuados y suficientes, y la revisión del código de valores que los guía.

Vargas entiende que, como otros problemas estructurales que afectan a la sociedad, la violencia y la delincuencia requieren de estrategias transversales que toquen todos los factores que los generan, para lo cual el PRD insiste en un gran acuerdo nacional para superar los rezagos económicos, sociales, políticos e institucionales que impiden la puesta en marcha de un modelo de desarrollo sostenible, que genere bienestar y prosperidad para el pueblo dominicano.

Expuso que impulsa esa amplia concertación nacional al tiempo que trabaja en el fortalecimiento institucional y el crecimiento del PRD, y en ese sentido en la víspera juramentó  en San Cristóbal  a un grupo de dirigentes reformistas encabezados por Jochy Leger, cuyo padre es José Osvaldo Leger.

Al ser juramentado Leger dijo que adoptaba la decisión debido a que el Partido Reformista dejó de ser una opción de poder y en cambio Miguel Vargas, presidente y líder del PRD, es un gran activo político con que cuenta el pueblo dominicano para las elecciones de 2016.

No hay comentarios

Deja un comentario...