Compartir
Miguel Vargas. Archivo.

Servicios/Caribbean Digital

SANTO DOMINGO./ El presidente del Partido Revolucionario Dominicano, Miguel Vargas, afirmó este lunes que la sociedad dominicana tiene que pasar de las palabras a los hechos para concertar y ejecutar una seria y efectiva estrategia para garantizar la seguridad ciudadana.

Miguel Vargas. Archivo.

“El crimen organizado, el narcotráfico  y la delincuencia común han desbordado la capacidad de respuesta del Estado, por lo que se requiere la concertación de una política pública en la que participen los partidos políticos, universidades, iglesias, organizaciones de abogados, el sector empresarial, las organizaciones de la sociedad civil interesadas y directivos de los cuerpos que velan por el orden y la seguridad públicos”, expresó.

Consideró que si bien en los últimos dos gobiernos del Partido de la Liberación Dominicana la inseguridad pública ha alcanzado niveles de desbordamiento, el tema no debe ser politizado sino que por el interés ciudadano abordadarse con una visión de concertación nacional frente a un problema cuya solución no debe ser postergada por más tiempo.

Vargas dijo que junto a otros dirigentes participó los días 23 y 24 del pasado mes en Guatemala en una reunión auspiciada por el Parlamento Centroamericano, sobre el tema de la seguridad pública, “de donde salimos todos convencidos de que sin mayor dilación nuestros países deben poner en ejecución estrategias efectivas en este sentido”.

El presidente del PRD expuso que la República Dominicana aún está a tiempo de desarrollar estrategias como las aplicadas en países que han reducido y controlado sustancialmente niveles de delincuencia aún mayores que los verificados en la actualidad en nuestro territorio.

Sin embargo expresó que para ser exitosos en la lucha contra el crimen organizado y la delincuencia común se requiere determinación y voluntad política que trasciendan las letras muertas en que se han convertido nuestros códigos y legislaciones y que superen las serias deficiencias de las entidades que buscan prevenir y controlar el delito.

Aseguró que para enfrentar con éxito el fenómeno de la delincuencia, que no sólo representa un peligro latente para la vida de la gente sino también una seria amenaza para el turismo y las inversiones, debemos ponderar las implicaciones sociales, económicas, culturales y de otro tipo que actúan como factores desencadenantes.

No hay comentarios