Compartir
Miguel Vargas en rueda de prensa. Archivo.

Servicios/Caribbean Digital

 

SANTO DOMINGO./El Partido Revolucionario Dominicano consideró miércoles que pese a ser bien intencionado, al discurso pronunciado anoche por el presidente Danilo Medina le faltó dar respuestas efectivas y urgentes a problemas como el alto costo de la vida y a otros que afectan de manera acuciante a la mayoría de los dominicanos.

Miguel Vargas en rueda de prensa. Archivo.

El presidente y vocero oficial del PRD, Miguel Vargas, dijo que entre los problemas que en términos inmediatos afectan al pueblo, y a los que no se refirió el mandatario, está la imposición del paquete tributario convertido en ley, que ya ha empezado a mostrar sus efectos inflacionarios con el aumento de precios en los alimentos, las medicinas y otros artículos de uso cotidiano.

Deploró que no incluyera el presidente en su informe  aspectos sobresalientes como el déficit fiscal, estimado por técnicos del Fondo Monetario Internacional en 8.5% del PIB al finalizar el 2012, así como el nivel alcanzado por la deuda pública como porcentaje del PIB, que ya superó el umbral crítico del 40%, temas destacados en un comunicado de ese organismo financiero sobre su última visita al país.

Dijo el presidente del PRD que se esperaba el mandatario planteara alternativas a los desequilibrios fiscales y de la cuenta corriente de la balanza de pagos que hoy exhibe la economía nacional como dos grandes peligros que amenazan la estabilidad macroeconómica, principal soporte para garantizar el crecimiento económico que garantice una mejor distribución de la riqueza.

El PRD deploró además que el presidente Medina no aprovechara su alocución para proponer a la sociedad y a los partidos políticos un marco de concertación nacional que es indispensable para empezar a resolver a fondo problemas estructurales como la urgente y necesaria transformación del sistema educativo, implementar efectivamente los sistemas de salud y seguridad social y hacer una reforma policial que saque de las calles a los delincuentes y devuelva el sosiego a las familias.

“Encarar a fondo esos y otros problemas requieren de una gran concertación nacional, como hemos propuesto, para ponernos de acuerdo en temas que abarquen las reformas económicas, sociales, políticas e institucionales que hoy por hoy son un cuello de botella que impiden un efectivo combate a la pobreza y el atraso, e impiden impulsar un modelo de desarrollo sostenible capaz de generar bienestar y prosperidad a la mayoría de nuestro pueblo”, planteó Vargas.

Dijo que en ese sentido, el gobierno de Medina tiene pendiente retomar un gran pacto fiscal que sanee las finanzas públicas para que dejen de sostenerse en base a grandes endeudamiento y déficits que se hacen ya  insostenibles y amenazan el futuro del país.

También Vargas se refirió a que en su pieza de anoche, Medina no propuso un efectivo plan de competitividad que relance las inversiones nacionales y extranjeras para producir las riquezas y los empleos de calidad que tanto necesitan sobre todo nuestros jóvenes y mujeres, que los más afectados por el desempleo.

 

.           La pobreza aumenta, en vez de disminuir

Vargas dijo que problemas estructurales como los enunciados, y que requieren la concertación de grandes reformas, son los que mantienen en alza los niveles de pobreza en el país, como reveló ayer la Comisión Económica Para América Latina en su informe de 2012,  documentando que mientras  en América Latina el índice de pobreza se redujo del 31 % de la población en 2010 al 29,4 % en 2011, en nuestro país subió a 42.2 por ciento, lo cual refleja una frusatratoria diferencia de un 12% negativo para nuestro país con respecto al promedio de la regi[on..

Consideró una dura y cruel contradicción que mientras en las últimas décadas el país ha tenido un sostenido ritmo de crecimiento, se continúen reflejando esos dolorosos índices de crecimiento de la situación de pobreza de practicamente la mitad de los dominicanos.

El presidente del PRD reconoció que son positivas y bien intencionadas algunas medidas iniciales emprendidas por el gobierno en sus primeros 100 días, y los anuncios del presidente Medina sobre un plan de alfabetización, el otorgamiento de títulos inmobiliarios y la construcción de de 10 mil aulas a ser otorgadas a los constructores locales en cada provincia, entre otras medidas cuya materialización se espera puedan efectuarse exitosamente.

También expresó que es positivo el estilo frugal del presidente Medina y algunos recortes de gastos que ha ordenado, aunque deploró que entre sus medidas de austeridad no haya incluido el desmonte radical de la nómina supernumeraria del Estado relacionada con el clientelismo político del partido de gobierno.

No hay comentarios

Deja un comentario...