Compartir

Servicios/Caribbean Digital

Declaración con motivo del Día Mundial de la Tierra.

SANTO DOMINGO./ El Partido Revolucionario Dominicano, PRD, declaró este miércoles que las advertencias de Salud Pública para que los vacacionistas se abstengan de bañarse en ríos y arroyuelos, en ocasión del asueto de Semana Santa, es un dramático reconocimiento de la incapacidad del gobierno del Partido de la Liberación Dominicana para cuidar el entorno ecológico nacional.

En una declaración de su secretaría Nacional de Medio Ambiente y Recursos Naturales, con motivo de celebrarse este viernes el Día Mundial de la Tierra, el PRD deplora la persistencia en nuestro país de una marcada degradación y contaminación del patrimonio hídrico, que afecta a todos los sectores de la población en cuanto al acceso al agua en calidad, cantidad y oportunidad.

La declaración, suscrita por el ingeniero Danilo del Rosario, establece que esa grave deficiencia es producto de la contaminación de las aguas superficiales y subterráneas y la dramática variación del régimen hidrológico, provocando que corrientes fluviales permanentes se conviertan en estacionarias.

El PRD considera urgente la puesta en marcha de un Plan de Ordenamiento Territorial que regule el uso del suelo, que lo sectorialice  y especialice sus usos según vocación y normado en base a a criterios de gestión ambiental. Recuerda que el gobierno dominicano es signatario de la Cumbre de la Tierra, en la que se comprometió a implementar medidas para enfrentar la problemática del medio ambiente y preservar los recursos naturales; sin embargo, los problemas institucionales, legales y la falta de mecanismos de gestión existentes han impedido a que el país tenga un desempeño medianamente exitoso.

Enfatizan que uno de los recursos sobre-utilizados es el bosque,  usado indiscriminadamente y sustituido por cultivos, pastos, carreteras y construcciones sin previo estudio de impacto medio ambiental para reducir los pasivos ambientales. Ese uso indebido está causando estragos en las áreas montañosas , con grandes pérdidas de suelos, contaminación de las aguas por descargas de sedimentos, desequilibrio ecológico y pérdida de la biodiversidad, señala el documento.

Puntualizaron que es responsabilidad del gobierno evitar el corte indiscriminado de árboles y promover verdaderos programas de reforestación en lugares montañosos especialmente en las cordilleras donde nacen los principales ríos, y así incrementar las áreas boscosas, pues advierten que cuando la vegetación y el suelo se han degradado, se pierde la capacidad de retener el agua de lluvia y recargar los acuíferos subterráneos, por lo que la situación de las cuencas hidrográficas es actualmente catastrófica por problemas de visión de las autoridades ambientales del país, que desprecian la importancia de la gestión integral de los recursos naturales.

También contaminadas

Las áreas costeras y marinas de nuestro país han estado recibiendo todo tipo de descargas de sedimentos de sustancias tóxicas, basuras y las aguas negras que se vierten, afectando la biodiversidad y poniendo en riesgo la salud de los bañistas. El gobierno no tiene una política definida de protección de las costas y del área marina ni de uso adecuado y protección de la franja marina económicamente explotable.

Reflexionan los técnicos medioambientalistas del PRD que el proceso de crecimiento urbano y de la infraestructura ha estado produciendo la expansión de las ciudades hacia áreas que anteriormente se dedicaban a cultivos agrícolas y producción pecuaria.

Además señalan que el cambio climático ya está afectando a muchos países del planeta incluyendo al nuestro. La acumulación del CO2 está produciendo el calentamiento de la atmósfera y  de la Tierra, el derretimiento de los glaciares y cambios profundos en el clima del Planeta.

Deploran que pese a suscribir las convenciones que procuran mitigar los efectos de los cambios climáticos,  el gobierno dominicano  no hace nada, asumiendo que debe ser una tarea sólo de los países ricos.

Y concluyen que el gobierno tampoco ha sido capaz de cumplir el séptimo de los objetivos de desarrollo del milenio, que busca garantizar la sostenibilidad del medio ambiente, y que  trata de un eje transversal que se relaciona con las metas referidas a la salud, la alimentación, la educación y a la convivencia armónica entre los seres humanos y la naturaleza.

3 Comentarios

Deja un comentario...