Compartir
Roberto Fulcar.

Servicios/Caribbean Digital

SANTO DOMINGO./ La Comisión de Políticas de Educación del Partido Revolucionario Dominicano afirmó este jueves que la concertación de un nuevo pacto social por la educación constituye una urgente prioridad para el país, que pasa como asunto indispensable por la dignificación de la labor docente y la elevación del magisterio al pedestal que hasta hoy le ha sido negado.

Roberto Fulcar.

Al hablar en rueda de prensa en la casa nacional del PRD, el doctor Roberto Fulcar, director de la Comisión, planteó que la renovación del sistema educativo debe garantizar su calidad y que todos los ciudadanos tengan igualdad de oportunidades de acceso, convirtiéndose en el eje articulador del desarrollo sostenible de nuestra nación.

Los criterios fueron expuestos con motivo de celebrarse hoy el Día del Maestro. Fulcar, quien estuvo acompañado de una representación de la Comisión de Políticas Públicas, deploró que “setenta y dos años después de que el 30 de junio fuese consagrado oficialmente como Día del Maestro en la República Dominicana, la fecha encuentra a nuestros educadores y educadoras desamparados y subvalorados por las autoridades oficiales, subsistiendo bajo penosas condiciones de vida y de trabajo, sin la satisfacción de coronar con la calidad la encomiable labor que realizan”.

La fecha, que desde los tiempos de la tiranía ha constituido un reiterado motivo de celebración, como reconocimiento al rol que juegan nuestros educadores y educadoras como co-forjadores de valores en nuestros niños y adolescentes, y baluartes de la conciencia de la nación, es propicia para que la sociedad revise el trato que da a los segundos padres y madres de sus hijos, expuso el educador.

Especificó que en el sector se devengan bajos salarios, la mayoría de maestros no dispone de un techo propio, no tienen oportunidades para capacitarse, actualizarse y recrearse sanamente; y que sin adecuados incentivos profesionales y sin el debido reconocimiento oficial, el magisterio nacional carga con una dura vida de limitaciones y precariedades.

“El salario base del magisterio no le alcanza para satisfacer sus necesidades básicas, porque está por debajo del valor de la canasta familiar, labora en condiciones deprimentes, con medios e insumos educativos que hacen casi imposible una práctica docente digna y decorosa; mientras el sistema de retiro laboral no le permite una vejez digna y tranquila”, argumentó.

Y subrayó que para colmo, la conquista histórica más importante de los educadores, el Seguro Médico para Maestros se encuentra quebrado, debido a la corrupción y el despilfarro a que ha sido sometido por años, en el marco de un sistema carente de autoridad y de controles que permite, por ejemplo, el funcionamiento de los colegios privados como un sector soberano y sin norma.

“Al reconocer la encomiable labor de nuestros educadores y educadoras, la valentía con la que se enfrentan a diario a ejercer su apostolado sin recursos financieros, ni didácticos, ni tecnológicos, teniendo como única arma el amor por sus alumnos, el PRD les transmite en este significativo día un mensaje de optimismo y de esperanza, bajo la certeza de que está cercano el momento en que cambiaremos esta dura realidad por una más feliz y fructífera”, concluyó afirmando Fulcar.

No hay comentarios