Compartir
Comisión Económica del PRD. Archivo

Caribbean Digital

 

SANTO DOMINGO./La Comisión Económica del Partido Revolucionario Dominicana (PRD) acusó al ex presidente Leonel Fernández  de manipular  las estadísticas para mentir, cuando  dijo que la presión tributaria dominicana era la más baja del mundo y la comparó con la de países más desarrollados.

Comisión Económica del PRD. Archivo

Arturo Martínez Moya, vocero del organismo económico del PRD, afirmó que no es cierto ni una cosa ni la otra, porque en el caso dominicano, como la de cualquier país con déficits, la presión tributaria es la suma de los impuestos más los déficits.

Dijo que en el caso dominicano, cuando se hace la suma y se divide por el PIB, tenemos que en el periodo 2008-2012 promedia 21 por ciento  y no 13 por ciento como expresara el ex mandatario.

“Leonel Fernández habló al país para repetir sus mentiras desesperado porque los dominicanos se dieron cuenta de que durante ocho años vendió falsedades para retener el poder, que incurrió en fraude fiscal al gastar mucho más de lo que se había presupuestado.

Hablando en rueda de prensa, celebrada en el Instituto,  doctor José Francisco Peña Gómez, acompañado de Andrés Bautista, Orlando Jorge Mera, Presidente y Secretario General del PRD, además de Jesús Vásquez, Cesar Cedeño, Francisco Figueroa, Félix Santana, entre otros,  Martínez Moya afirmó que Fernández mintió cuando dijo que el paquetazo se había consensuado con empresarios, el Consejo Económico y Social y partidos de oposición, además cuando dijo que se trataba de una reforma fiscal integral.

Afirmó que Fernández manipuló las estadísticas para mentir. Dijo que la presión tributaria dominicana era la más baja del mundo y la comparó con la de países más desarrollados, asegurando que no  es cierto ni una cosa ni la otra, porque en el caso dominicano, como la de cualquier país con déficits, la presión tributaria es la suma de los impuestos más los déficits. En el caso dominicano cuando se hace la suma y se divide por el PIB, tenemos que en el periodo 2008-2012 promedia 21 por ciento  y no 13 por ciento como dijo.

También manipuló las estadísticas, continua diciendo,  porque comparó la presión tributaria de República Dominicana con países más desarrollados sin mencionar el ingreso per cápita, que el nuestro es mucho más bajo. Mientras mayor es el ingreso per cápita mayor es la presión tributaria, eso es lo que dicen los Organismos Internacionales. Pero Leonel Fernández no lo dijo.

Manipuló las cifras y mintió al país cuando dijo que el déficit de caja del gobierno estimado en 156 mil millones de pesos se debía a: 1. Caída en los ingresos por 40 mil millones de pesos respecto a lo presupuestado; 2. A que la CDEE había incurrido en exceso de gasto por 41 mil millones de pesos; 3. que al Banco Central había enviado 49 mil millones de pesos. Que al total de 130 mil millones de pesos había que sumarle las inversiones que hizo a nivel nacional.

Manipuló las estadísticas para mentir respecto al déficit fiscal del 2012. El déficit de caja del gobierno es salvaje, se estima en 156 mil millones de pesos, a pesar de que los ingresos totales aumentarían 14 por ciento, pasando de 280 mil 457 millones de pesos en el 2011 a un estimado de 319 mil 693 millones de pesos en el 2012. Al mes de octubre el incremento había sido de 16 por ciento.  Es decir, mintió cuando dijo que se debía a una caída en los ingresos. La verdad es que el déficit se debió a que malgastó los recursos públicos, aumentó el gasto en 40 por ciento pasando de 340 mil 876 millones de pesos en 2011 a un estimado de 475 mil 638 millones de pesos en 2012.

La verdad que no le dijo al pueblo es que tenía el deber, la obligación, de cerrar el presupuesto del 2012 con un superávit de 12 mil millones de pesos (0.5% del PIB). Ese fue el compromiso que hizo con el Fondo Monetario Internacional y con los dominicanos. Fue lo que se aprobó en el presupuesto del 2012. Sin embargo, el presupuesto terminará con un déficit fiscal consolidado de 187 mil millones de pesos, el 8 por ciento del PIB, incluyendo el déficit de caja de 156 mil millones y el déficit del Banco Central por 31 mil millones.

No tiene otro calificativo. Se trata del mayor despilfarro y de la puesta en marcha del más formidable mecanismo de corrupción, que haya conocido la historia de las finanzas públicas dominicanas. Superó por mucho el mecanismo de corrupción, dispendio y de enriquecimiento ilícito establecido por Lilís en el presupuesto del 1897.

El comportamiento de Leonel no fue una sorpresa, lo dijo en Nueva York al finalizar el 2011, que no tenía las manos atadas con el FMI y que por eso iba a gastar cualquier cantidad de recursos públicos con tal de quedarse en el poder. Cumplió su palabra.

Otra mentira de Leonel Fernández fue respecto a la capitalización del Banco Central. Dijo que para capitalizar la entidad había enviado la suma de 49 mil millones de pesos en el 2012. Se trata de la manipulación más burda, sólo en ese punto mintió dos veces. Primero, esa suma corresponde a la transferencia total en el periodo 2007-2012, es decir, no se trata de la transferencia del 2012 como maliciosamente quiso decir.

Segundo, el 69 por ciento de los 49 mil millones de pesos fueron préstamos tomados del FMI, de modo que sólo el monto de 17 mil 508 millones de pesos fue el esfuerzo del presupuesto del gobierno para capitalizar el BC en los años 2007-2012.

Debió decir la verdad al pueblo, que debió hacer los aportes con recursos provenientes del presupuesto, pero lo que hizo fue endeudar el país con el FMI. Para capitalizar el BC el Organismo prestó la suma de 31 mil 492, es decir, el 69 por ciento. De modo que Leonel Fernández uso el dinero del presupuesto para malgastarlo y se endeudó con el FMI para capitalizar el BC.

 

Otra mentira que dijo Leonel Fernández, que la transferencia a BC de los 49 mil millones de pesos se debe a la crisis bancaria del 2003. Fue por la deuda que acumulo durante sus gobiernos 2005-2012 y lo demostramos.

Por pérdidas acumuladas, el Banco Central acumuló un patrimonio negativo de 39 mil 536 millones desde su origen en 1947 hasta el 16 de agosto del 2002. A este monto se sumó el costo de la crisis bancaria 2003-2004. El Banco Central asumió activos bancarios con un valor por debajo de los pasivos también asumidos.

La diferencia fue estimada en 39 mil 536 millones de pesos. La Ley Monetaria y Financiera dispuso que el gobierno cubriera las pérdidas acumuladas.

Cuando el PRD entrego el poder el 16 de agosto del 2004, la deuda total del gobierno con el Banco Central ascendía a 85 mil 627.7 millones (2 mil ,107.5 millones de dólares). Leonel Fernández tenía la obligación de reducirla y eliminarla en poco tiempo. ¿Qué hizo? La aumentó de manera brutal.

El BC inicio una carrera de venta de certificados financieros para reducir la emisión monetaria y para políticamente mantener controlada la tasa de cambio. Fue así como aumento la deuda del Banco Central de 85 mil 627.7 millones de pesos (2 mil 107.5 millones de dólares) en agosto del 2004 a 175 mil 519.3 millones de pesos (5 mil 319 millones de dólares) a finales del 2007, la siguió aumentando para totalizar 267 mil 277 millones de pesos a finales de octubre del 2012. Es decir, en lugar de reducirla como tenía la obligación de hacerlo, lo que hizo fue aumentar la deuda del BC de manera desproporcionada. Repetimos, de 2 mil 119 millones de dólares que era el balance el 16 de agosto del 2004 a 6 mil 845 millones de dólares a octubre del 2012.

El despilfarro, la corrupción, el fraude fiscal, casi cuatro veces el fraude bancario del 2003, está siendo conocido por la justicia popular. Ahí es donde se hará justicia.

No hay comentarios