Compartir
Hecmilio Galván. Acento.com.do/Fuente externa.

Caribbean Digital

Fuente: Acento.com.do

SANTO DOMINGO, República Dominicana.-El joven economista Hecmilio Galván, reconocido asesor de los productores agropecuarios del país, denunció que fue cancelado del Consejo Nacional de Fomento de la Producción Lechera (CONALECHE) por decir la verdad sobre la situación sobre ese renglón de la economía nacional, y no prestarse a mentir manipulando datos.

Hecmilio Galván. Acento.com.do/Fuente externa.

“El ministro de Agricultura, Salvador (Chio) Jiménez ordenó mi cancelación por no prestarme a la manipulación de los datos en cuanto a  la producción y la importación de leche”, dijo Galván. Indicó que según el ministro Jiménez la producción del año pasado fue 700 millones de litros, mientras que el técnico sostiene que fue de sólo 528 millones de litros.

El CONALECHE es una entidad mixta en la que participan el Estado y los productores e industriales de la leche.

Hecmilio Galván, hasta el pasado miércoles encargado de Planificación del CONALECHE y responsable de ofrecer las estadísticas de leche en el país,  denunció que su cancelación es producto del intento del ministro de Agricultura de ocultar la tragedia que viven los productores del campo, producto de las importaciones agropecuarias controladas por una especie de mafia enquistada en el Gobierno.

Galván ocupaba esas funciones en Conaleche desde hace 4 años. Antes de trabajar para el CONALECHE fue investigador en el Centro de Investigación Económica para el Caribe (CIECA). Asimismo, el joven economista es autor del libro “La isla frente al espejo”, análisis crítico de la situación agropecuaria de Haití y República Dominicana.

Galván denunció que dentro del Ministerio de Agricultura funciona una modalidad de negocio sucio, que los productores han denominado “la mafia importadora”, la cual es una asociación entre el ministro y algunos empresarios allegados al funcionario

Según Galván, los datos, además de ser el fruto de un trabajo profesional ético, son información pública.

Sostuvo que el ministro de Agricultura pretendía maquillar cifras para confundir lo que realmente pasa en el campo y su tragedia, y así proteger el enriquecimiento irregular de unos pocos funcionarios y sus socios y amigos”.

“Me cancelaron por el respaldo que siempre he ofrecido y ofreceré a los productores nacionales, en defensa de lo que considero justo, y por ofrecerles estadísticas verídicas y confiables, Me mantendré del lado de los productores, cueste lo que cueste”, manifestó el ex funcionario.

Galván denunció que dentro del Ministerio de Agricultura funciona una modalidad de negocio sucio, que los productores han denominado “la mafia importadora”, la cual es una asociación entre el ministro y algunos empresarios allegados al funcionario.

Consideró que esa mafia ha llevado a la quiebra al sector agrícola nacional, “perjudicando además la economía de las grandes mayorías en beneficio de unos pocos negocios oscuros”.

“Mi cancelación fue hecha del puño del propio ministro de Agricultura, Salvador Jiménez, el mismo que firma los permisos de importación de rubros agropecuarios”, precisó.

No hay comentarios

Deja un comentario...