Compartir
Nelson Reyes Estrella

Nelson Reyes Estrella

La sociedad actual es bastante compleja, sobre todo, cuando se trata de satisfacer las necesidades infinitas de una población cada vez más abundante y estimulada hacia un consumo insostenible.

En materia de derecho, desde la revolución francesa y hasta nuestros días se ha avanzado en la protección del valor de los humanos, sin embargo, la dictadura de la Ley y de la Constitución sigue siendo utopía, pues, a pesar de tantas leyes no se ha conseguido garantizar la seguridad ciudadana por la cual tuvo origen el Estado.

La Constitución de 2010 define a la República Dominicana como un Estado Social y Democrático de Derecho, esto es importante para referirse al tema de seguridad ciudadana, en el sentido que, desde la Constitución hasta las diferentes leyes que rigen el país les garantizan derechos hasta aquellos ciudadanos que violan derechos, incluyendo el derecho más fundamental, a la sagrada vida.

Ese Estado de derecho busca mayor igualdad y justicia social y es evidente que en sentido general en los últimos 80 años se ha descendido en materia de igualdad social, y la economía ha beneficiado a una minoría; esto ha hecho más compleja la tarea del Estado de garantizar los derechos, esto hace pensar a algunos intelectuales que estamos caminando hacia un Estado anárquico.

Observando esta situación y las debilidades que enfrentan los estados, es de tener en cuenta diferentes elementos para tomar en cuenta en la elaboración de políticas públicas de seguridad ciudadana y para seguir fortaleciendo la aspiración de un Estado Social y Democrático de Derecho.

En tal caso, primero hay que tener en cuenta que, la sociedad ha evolucionado en base a la aplicación de las ciencias y si algo arroja resultados son las investigaciones, en este tema el problema del aumento de la inseguridad ciudadana amerita una investigación exhaustiva, para determinar factores que la estimulan y dejar de accionar en base al empirismo o a rumores que a través de los medios se filtran sin investigaciones pertinente y hablan de posible causas que pocos se ha investigado si son ciertas.

En este caso, un acuerdo con algunas universidades para abrir un proceso de investigación interdisciplinario podría dar resultados integrales y sostenible, incluso una investigación de ese tipo debe tener como grupos de enfoque, además de los ciudadanos en sentido general, a los que delinquen y están privado de libertad y los que han delinquido, tienen fichas y están libre, estos últimos son fundamentales para elaborar políticas de prevención del delito y devolver a la ciudadanía la paz y la tranquilidad.

Hay que tener pendiente  que los medios de comunicación son fundamentales para estimular investigaciones de este tipo, financiada por el Estado a través de concursos públicos y a partir de la experiencia de algunos medios informativos entrevistando personas privadas de libertad y a las víctimas y reseñando la impresión de la población en el sentido más amplio .

Con un plan integral, basado en la participación ciudadana y elaborado a partir de una investigación como la planteada, priorizando la familia como núcleo social fundamental y espacio donde se crean las bases para la formación cívica de ciudadanos altamente comprometidos con la patria y tomando en cuenta todos los sectores que componen la vida nacional podríamos lograr una verdadera política pública de seguridad ciudadanas y afianzaremos la idea del Estado Social y Democrático de Derecho.

El autor es periodista y politólogo

No hay comentarios

Deja un comentario...