Compartir
Sede de la Policía en Santiago. Archivo.

Caribbean Digital

SANTIAGO, RD.- Una tenaz persecución, en medio de un intenso tiroteo, de unidades motorizadas de la Policía Nacional a tres presuntos delincuentes concluyó con un saldo trágico, dos asaltantes muertos y un tercero herido al estrellarse contra la pared de una envasadora de GLP, en Pastor, Bella Vista, el vehículo en el huían los presuntos pillos, luego de atracar e herir a dos mensajeros.

El Comando Policial en Santiago. Archivo.
El Comando Policial en Santiago. Archivo.

Los hechos ocurrieron en horas de la tarde de ayer martes en la avenida Núñez Cáceres, luego que los sujetos atracaron a dos mensajeros de la Casa de Préstamos García, hiriendo a uno de ellos, en la comunidad de La Loma de la Tayota, a quienes despojaron de la suma de 50 mil 600 pesos.

Los fallecidos fueron identificados por el coronel Jesús Cordero Paredes, vocero de la Dirección Regional Cibao Central de la Policía Nacional, como Leuri Rodríguez García, de 25 años, residente en La Cambronal, sector situado al frente de donde ocurrieron los hechos en esta ciudad de Santiago; y Franklin Thomás Reyes.

En tanto que el atracador herido es Jeffrey Martínez, de 18 años, quien tuvo que ser internado en el hospital José María Cabral y Báez.

Además de los golpes que sufrieron al accidentarse el vehículo, las víctimas presentan impactos de bala.

El coronel Cordero Paredes dijo que ciertamente los maleantes sufrieron impactos de balas y que también ellos dispararon contra los agentes policiales.

Los asaltantes se desplazaban en una jeepeta marca Honda CRV, color rojo vino, placa 108992, (las chapas de las jeepetas inician con la letra G), cuyo vehículo  fue rentado en una agencia.

Unos de los mensajeros, Jerry Alexander Guzmán Mercado, presenta heridas de bala ocasionadas por los delincuentes.

El otro, Jonathan García, resultó ileso.

Las autoridades policiales ocuparon una  pistola marca Bersa nueve milímetro en poder de los asaltantes, según informó anoche el vocero policial en Santiago, coronel Cordero Paredes.

No hay comentarios