Compartir

Caribbean Digital

(Yahoo.es).

Por segunda vez este año la revista de moda Elle India se encuentra en el ojo del huracán debido a su excesivo uso del photoshop para aclarar la piel a una famosa actriz de Bollywood.

La portada de este mes de diciembre es la estrella de cine y ex Miss Mundo Aishwarya Rai Bachchan. La sesión fotográfica es exquisita, trajes de lujo y posturas elegantes son protagonistas. Es una pena que los de Elle se la hayan cargado por completo queriendo “blanquear” la piel de una mujer india.

Quiero pensar que no es cuestión de racismo sino de “incultura estética”. Al parecer los señores de esta revista creen que es más estética la piel blanca que la morena, menuda sandez. ¿Cómo pueden pretender que una mujer india luzca así de pálida? Es justo lo mismo que les pasó con Gabourey Sidibe, la protagonista negra de “Precious” o lo que le pasó a L’Oreal cuando blanquearon a Beyoncé.

Me da pena que un photoshoot tan lindo se vea empañado por semejante falta de respeto a la multirracialidad en pleno siglo XXI. No lo veo normal en absoluto y menos viniendo de un magazine referente mundial en cuánto a tendencias. Estoy ya cansada de que todas las mujeres tengamos que ser altas, delgadas y ahora también blancas. ¿Pero esto qué es señores? ¿La raza aria? ¡Por dios!

La población de India está indignada y con razón ya que su musa aparece blanqueada no sólo en la portada sino también en el interior a lo largo de toda la sesión. Entiendo que se use el photoshop para borrar imperfecciones como granos, pecas, manchas, arrugas… pero, que yo sepa, ser oscuro de piel no es ninguna imperfección. ¡Encima fue Miss Mundo! La mujer más bella del planeta y en Elle se permiten “cambiarle la raza”… es intolerable.

Por su parte, la actriz de 37 años ya ha dicho que pedirá explicaciones a los responsables de la sesión, tanto al fotógrafo como a la revista y si resulta que es cierto que le han retocado la piel para blanqueársela con intención de “ocultar” su racial color, tomará acciones legales. ¡Como debe ser!

No hay comentarios