Compartir
Caribbean Digital
Fuentes: Agencia EFE/Diario Libre
MIAMI (EE.UU.).- El poderoso huracán “Irene” de categoría 3 descarga su furia en Bahamas y Estados Unidos se prepara para recibir al ciclón que amenaza con impactar su costa este con vientos de más de 195 kilómetros por hora.

“Irene” se intensificó hoy y meteorólogos estadounidenses pronostican que seguirá cobrando intensidad hasta transformarse en un “destructivo” huracán de categoría 4 en su avance sobre aguas cálidas que son el “combustible” de los ciclones.

“Esperamos que mañana se convierta en un huracán de categoría 4 porque las condiciones son favorables: se desplaza sobre aguas muy calientes de más de 28 grados centígrados”, dijo a Efe Gladys Rubio, meteoróloga del Centro Nacional de Huracanes (CNH) de EE.UU.

Un huracán es elevado a esa categoría, una de las mayores de la escala de intensidad Saffir-Simpson de un máximo de cinco, cuando sus vientos máximos sostenidos alcanzan los 210 kilómetros por hora. “Sería un huracán muy intenso y destructivo”, advirtió la experta.

El ciclón sería el primero que impactaría territorio estadounidense desde 2008 cuando “Ike” tocó tierra en Galveston, Texas. Rubio informó que el primer “impacto no directo” de “Irene” en Estados Unidos podría ser en Carolina del Norte el próximo sábado.

“Afectaría a este estado y a las barreras de islotes que están enfrente con vientos de fuerza de tormenta tropical o ráfagas de vientos de huracán, si el ojo (del ciclón) y los vientos fuertes se mantiene sobre el mar”, explicó la meteoróloga.

De continuar bordeando la costa este estadounidense, “Irene” tocaría tierra en Maine el lunes en la mañana, según los pronósticos a cinco días del CNH, con sede en Miami.

“Todas las personas a lo largo de la costa este deben prestar mucha atención a la trayectoria y evolución de ‘Irene’, pero sobre todo desde Carolina del Norte hacia el norte”, advirtió Rubio. El huracán, el primero de la temporada de ciclones del Atlántico, se encuentra en el sureste de Bahamas, archipiélago que azota con poderosos vientos de 195 kilómetros por hora y torrenciales lluvias.

Se esperaba una marejada ciclónica “extremadamente peligrosa” que aumentará el nivel del agua entre dos a tres metros sobre el nivel normal. La Administración Nacional de Emergencia (NEMA, por su sigla en inglés) de Bahamas informó que abrieron todos los refugios, se suspendieron las clases y las oficinas del Gobierno cerraron hasta nuevo aviso.

Los principales aeropuertos del sureste también suspendieron sus operaciones, de acuerdo con el Departamento de Aviación Civil. En Estados Unidos, las autoridades comenzaron las evacuaciones de miles de personas en la isla de Ocracoke, en Carolina del Norte, un lugar donde solo se puede acceder por barco.

Se ha activado un alerta marítimo para toda la costa este del país. Rubio dijo que en el estado de Florida habrá cambios en el clima a partir del jueves con ráfagas de entre 30 y 40 kilómetros por hora, bandas de lluvias y se registrarán peligrosas corrientes de resaca.

El vórtice de “Irene” estaba localizado a las 18.00 GMT de hoy a 105 kilómetros del sureste de Long Island y a 405 kilómetros al sureste de Nassau, en Bahamas. “Irene” se desplaza a 19 kilómetros por hora hacia el noroeste, se espera un viraje hacia el norte-noroeste y después que se traslade hacia el norte el jueves.

En esta trayectoria el ojo del huracán cruzará esta noche el sureste y centro de Bahamas para luego proseguir hacia el noroeste de esta nación caribeña mañana.

Se mantiene un aviso de huracán (paso del sistema en 36 horas) para Bahamas y una vigilancia de tormenta tropical (paso en 48 horas) para Turcos y Caicos. “Irene” se formó el pasado domingo en el norte de Puerto Rico y azotó a esta isla, República Dominicana, Haití y Turcos y Caicos.

Las autoridades de emergencias de la República Dominicana dijeron hoy que 31.900 personas están afectadas por las lluvias arrojadas por el huracán.

No hay comentarios

Deja un comentario...