Compartir
Pidieron a las autoridades municipales ir a limpiar la cañada ante de que el dengue coja fuerza. Foto JOSE A. TORIBIO

José A. Toribio

Especial/Caribbean Digital

SANTIAGO, RD.- Varias familias residentes en el llamado “Hoyo de Bartola” y la Terracita, ubicado en la parte Norte de esta ciudad, expresaron su temor de contraer la enfermedad el dengue debido al abandono que se encuentra la cañada.

Pidieron a las autoridades municipales ir a limpiar la cañada ante de que el dengue coja fuerza. Foto JOSE A. TORIBIO
Pidieron a las autoridades municipales ir a limpiar la cañada ante de que el dengue coja fuerza. Foto JOSE A. TORIBIO

Pidieron a las autoridades municipales ir a limpiar la cañada ante de que el dengue coja fuerza o ocurran hechos lamentables, porque lo que se vive aquí no es fácil con los mosquitos.

Esta  con mucho hedor y  un lento flujo de aguas negras, fruto de los residuos sólidos y líquidos que arrojan las personas, necesita la concientización de los mismos para que aporten la debida higiene que esta debería tener.

Señalan que en los sectores se han reportado casos de leptospirosis, malaria y tuberculosis, la cual relacionan con la presencia de la cañada, pero lo que en realidad tenemos mas temor es al dengue y por eso queremos que venga a limpiarla.

“De allí salen ratas, cucarachas, malos olores, y lo peligroso es de noche con esos mosquitos que parecen que no pican ellos muerden y tenemos temor al dengue, porque aquí viven cientos de niños”, declaró Miguelina Rodríguez.

Explicó que estos sectores tienen varios años reclamando el saneamiento de la misma, aseguran que personas han caído en la misma y se han ahogado.

“Es increíble la cantidad de basura, desperdicios y maleza que cubre la cañada, la cual la ha convertido un peligroso centro de mosquitos trasmisor del dengue y cosa rara es que todavía no se ha registrado ningún caso en la zona, pero si esto sigue como va nos jodimos con lo que viene”, manifestó Gloria Gómez.

Dijo sentirse decepcionados de las autoridades pues las mismas solo se acercan a ellos en tiempos de campaña política.

Explicó el insoportable mal olor que emana de esta cañada dificulta la respiración de los ciudadanos, los cuales no tienen un momento de sosiego por esta situación contaminante.

Dijo que los residentes de la Cañada sufren el temor de ingerir el “agua potable” existente en la zona, debido a que, sin duda, es un foco de contaminación.

No hay comentarios

Deja un comentario...