Compartir

Servicios/Caribbean Digital

SANTIAGO, RD./ El Movimiento periodístico Marcelino Vega, reaccionó sorprendido con la información de que el Movimiento Periodismo en Reflexión se define como co-dueños de las nuevas instalaciones o casa club  del Colegio Dominicano de Periodistas (CDP), filial Santiago, recientemente construidas por Fomper.

Durante un discurso en el acto de inauguración  y en una nota de prensa, el señor Perfecto Martínez, vocero del Movimiento, señala que son co-dueños, por lo que se hace necesario que el CDP en Santiago, ofrezca una aclaración a los miembros de la institución que agrupa a los periodistas colegiados.

En primer lugar, el CDP es un Colegio creado por la Ley 10-91 y que tiene fortaleza institucional para valerse por sí misma en sus acciones, por lo que cualquier gestión que haga en conjunto con un determinado organismo no garantiza dividir propiedades o beneficios gestionados a nombre del CDP y que ya es parte del patrimonio que pertenece a todos los miembros de la entidad.

Los terrenos del municipio de Puñal, fueron donados al Colegio Dominicano de Periodistas, filial Santiago por el alcalde de entonces, Francisco Vásquez y construida la casa Club por el INDOTEL al CDP.

La denominada 2da etapa la llevó a cabo, el FOMPER en la persona del licenciado José Augusto Izquierdo, cumpliendo una promesa de esa institución que ya había sido encaminada por la gestión pasada de Nelson Peralta, a través del licenciado Fernando Rosa, antiguo director, aunque es preciso aclarar que el compromiso era remodelar el local de la Villa Olímpica, verja y jardines.

El Movimiento Marcelino Vega, demandó de la Junta Directiva del CDP, Santiago, definir el status de co-dueños en que se ubican los directivos de Periodismo en Reflexión, que es una institución particular a los intereses del Colegio y que no debe afectar bienes que pasan a ser parte de su patrimonio.

Consideró que esa actitud debe ser aclarada cuanto antes, porque podría conducir a un problema legal en el futuro, en caso de que el referido Movimiento reclame “un derecho que dice tener”, pero que a la luz de los hechos no le corresponde.

Es bueno que se despeje toda duda de que el CDP, filial Santiago, no tiene socios en el derecho de su patrimonio, como son las instalaciones de Puñal y el local de la Villa Olímpica, cuyo únicos herederos son los miembros de la institución periodística, pero no entidad particular o privada de comunicadores que pretenda justificarlo por alguna gestión realiza en la consecución de un bien.

Ratificó la necesidad de que se aclare esta situación para evitar inconvenientes en el futuro, cuando retome las riendas una Junta Directiva que no sea del agrado de la Fundación y que al terminar su colaboración sus reclamos de los supuestos derechos de co dueños genere un conflicto.

Las gestiones que hagan instituciones, personalidades,  o directivos  o miembros a favor del CDP, no significa un compromiso para dividir los beneficios derivados de ese esfuerzo, porque dichos bienes solo pertenecen a la referida institución.

No hay comentarios