Compartir
El licenciado Máximo Ramos.

 José A. Toribio

Caribbean Digital

SANTIAGO, RD.– El dirigentes comunitarios, Máximo Ramos, del barrio San Lorenzo de la comunidad de Cienfuegos, manifestó que a pesar de la negatividad por parte del alcalde en construir el parque infantil que él mismo destruyó el pasado año, deberá ejecutarlo ya que la sentencia emitida ha sido firme.

El licenciado Máximo Ramos.
El licenciado Máximo Ramos.

Sostuvo que la población se siente disgustada con la gestión del alcalde Gilberto Serulle con la acción hecha por el, en no querer reconstruir el parque infantil luego de que una sentencia obliga a hacerlo de nuevo.

Mantuvo que a pesar de la negatividad por parte del alcalde Gilberto Serulle de no construir el parque infantil, éste tendrá que hacerlo ya que la sentencia emitida el 19 de diciembre del pasado año por la magistrada miguelina Ureña de la Cámara Civil y Comercial dice que es ejecutoria y por lo mismo lo obliga a realizarla.

Manifestó que dicha sentencia fue hecha por la magistrada Ureña, luego que un grupo de dirigentes comunitarios, interpusiera un Recurso de Amparo en contra  del alcalde Serulle, luego que el funcionario ordenara la demolición del  parque  infantil, para ceder el terreno a la Vicepresidencia de la República, para construir un centro tecnológico.

“Acoge como bueno y válida la acción de amparo en reconstrucción del parque infantil San Lorenzo-Cienfuegos,  por haberse comprobado,  la ilegalidad e inconstitucionalidad de la destrucción del parque infantil de parte de la Alcaldía del Municipio de Santiago”, expresó Máximo Ramos.

El licenciado Máximo Ramos dijo que el alcalde tendrá que reconstruir el parque, ya que muchos niños hacen de muy buen uso ese pulmon infantil, al igual que muchas personas mayores.

“Queremos que el alcalde vuelva a reconstruir el parque, que vuelva a hacerlo. Ahí ya no queda nada, se han llevado todos los hierros, los columpios y lo demás juegos y este era un lugar muy importante para la comunidad”, dijo Ramos.

Así mismo expreso que no acatar con la sentencia no estaremos obligado a perder una “Trente”, como lo demuestra la sentencia el cual exige $200 mil pesos por cada día que de trabajarle al parque, para que la comunidad reconstruya dicho lugar de recreación.

Dijo que tanto la comunidad como los que conforman el movimiento desmallarán y se encargaran de obligar al síndico a que se ejecute la obra, ya que el sector la necesita para que la niñez y la juventud pueda recrearse.

No hay comentarios

Deja un comentario...