Compartir
Abogada Nuris Piñera.

Caribbean Digital

La Habana, (PL) Debemos lograr que el presidente de Estados Unidos Barack Obama, haga uso de sus facultades para liberar a los cinco antiterroristas cubanos detenidos en su país desde 1998, afirmó la abogada Nuris Piñera.

Abogada Nuris Piñera.

No es cuestión de discutir si se trata de conmutación, amnistía o cualquiera de las figuras jurídicas que él pueda utilizar, sino que accione su facultad para liberarlos, declaró a Prensa Latina,la directora del Bufete de Servicios Especializados y abogada de los familiares de los Cinco, como son conocidos internacionalmente.

Antonio Guerrero, Fernando González, Ramón Labañino, René González y Gerardo Hernández fueron condenados por informar sobre planes de acciones violentas contra Cuba fraguados por grupos terroristas basados en territorio norteamericano.

Estamos ante un caso político -recalcó la jurista- y la única forma que tenemos de hacerlos regresar a sus hogares es insistiendo con la opinión pública, dando a conocer la verdad sobre las continúas violaciones realizadas contra ellos.

Debemos denunciar esas arbitrariedades ante las organizaciones internacionales para que se pronuncien a favor de este caso; ya tenemos de nuestra parte- añadió- a importantes personalidades y otras se suman al reclamo dentro de los Estados Unidos.

Lo que se está haciendo ahora es una solicitud de revisión al amparo de las violaciones de las garantías constitucionales relacionadas con el debido proceso, el derecho a la defensa y a un juicio justo y un jurado imparcial, explicó Piñera al ofrecer una actualización del tema.

De esto tratan los Habeas Corpus que se han interpuesto- señaló- y ya se entregó la información suficiente a la jueza sobre la contratación de periodistas que de manera ilegal dieron servicio a la fiscalía manipulando la verdad sobre el caso.

Piñera criticó el doble rasero de la lucha contra el terrorismo que promueve Washington en el mundo, mientras mantiene a personas que lo practican de manera sistemática en su territorio.

Las desproporcionadas condenas impuestas a los Cinco contrastan claramente con las aplicadas en años recientes en los EEUU a otras personas acusadas por practicar realmente el espionaje a veces a escalas inusuales e incluso en algunos casos vinculadas a acciones en contra de Estados Unidos, de acuerdo con documentos publicados sobre el tema.

Ninguno de ellos fue condenado a cadena perpetua; todos recibieron sentencias inferiores, algunos ya incluso cumplieron sus sentencias y se encuentran en libertad, y otros, condenados por espionaje, les fueron retirados los cargos por el gobierno.

Ejemplos de ello se señala el caso de Khaled Abdel-Latif Dumeisi, acusado de ser un agente no registrado del gobierno de Saddam Hussein. Fue condenado en abril de 2004, en medio de la guerra de Estados Unidos contra Iraq, a tres años y 10 meses de prisión.

Otro hecho puntual, señalan esas fuentes, es el del asistente militar de los vicepresidentes Al Gore y Dick Cheney, Leandro Aragoncillo, hallado culpable en julio de 2007 de transmitir información secreta de defensa nacional de los Estados Unidos (alrededor de 800 documentos clasificados).

Aragoncillo fue condenado a 10 años de prisión, mientras que su co-conspirador, Michael Ray Aquino, recibió una sentencia de seis años y cuatro meses.

Expertos como los generales Charles Whilhem y Edgard Atkinson, el almirante Eugene Carol, el coronel George Busckner, e incluso, el ex director de la Agencia de Inteligencia del Pentágono, James Clapper, negaron que los Cinco tuvieran acceso a datos clasificados o secretos, en declaraciones públicas.

Fuente: Prensa Latina

No hay comentarios