Compartir
Vehículo de Miguel Guerrero accidentado

Caribbean Digital

SAN PEDRO DE MACORIS, República Dominicana.- El periodista Miguel Guerrero y su esposa Esther salieron ilesos, con apenas algunas contusiones y rasguños, del accidente en que se vieron involucrados por la imprudencia del conductor de un vehículo oficial, que le embistió por la parte trasera en la Autopista del Coral, frente a la Cueva de las Maravillas.

Miguel Guerrero revisa un ejemplar de su libro El Rugido del León.
Miguel Guerrero revisa un ejemplar de su libro El Rugido del León. Foto de archivo

El periodista Miguel Guerrero y su esposa iban en dirección Oeste-Este, en su vehículo, camino de La Romana, alrededor de las 11:30 de la mañana de este viernes, y en acto temerario y de imprudencia, a una velocidad suicida, el vehículo Land Crusier color gris, placa oficial No. 0-C01C777, le embistió por la parte trasera izquierda, provocando el accidente.

Vehículo de Miguel Guerrero accidentado
Vehículo de Miguel Guerrero accidentado

El vehículo que provocó el accidente, y que también resultó dañado, iba conducido por el agente policial Franklin Félix Cueva, y es propiedad de la Liga Municipal Dominicana. En el vehículo viajaba la joven Vanessa Aracena, quien es hija de Napoleón Aracena, asesor del presidente de la Liga Municipal Dominicana, el dirigente reformista Johnny Jones.

La madre de Vanessa Aracena ds María Paz Conde, quien es funcionaria de la Oficina Técnica de Transporte Terrestre (OTTT).

El vehículo en que iban Miguel Guerrero y su esposa se deslizó con el golpe, dio varias vueltas sobre sí mismo, y terminó en la cuneta derecha, yendo directamente a la franja, y debieron ser auxiliados para poder abandonar el vehículo.

Miguel Guerrero resultó con algunos golpes en el brazo izquierdo, contusiones en el hombro, mientras que Esther, su esposa, igualmente resultó con leves lesiones. Fueron trasladados al hospital de San Pedro de Macorís para ser examinados. Sus lesiones no son de gravedad, de acuerdo con los datos recibidos por Acento.

Miguel Guerrero y su esposa ofrecieron los detalles del accidente a los agentes policiales que llegaron hasta la zona, quienes les recomendaron acudir a San Pedro de Macorís, donde debían dar sus datos y su versión del accidente, porque es la jurisdicción que corresponde.

Sin embargo, la otra parte involucrada en el accidente obvió por completo las recomendaciones de los agentes policiales y se marcharon hacia Santo Domingo, donde harían el reporte del accidente.

Acento.com.do

No hay comentarios