Compartir

SANTO DOMINGO. Los miembros de la Comisión Presidencial para el Rescate de las Cuencas de los ríos Ozama e Isabela, se reunieron este jueves con el ministro de la Presidencia, Gustavo Montalvo, para pasar balance a los trabajos que se realizan.

En una nota, Montalvo destaca que “la comisión trabaja en el plan de cierre de desguazaderos de barcos y el programa de control a las empresas e individuos que contaminan la ribera de ambos ríos, así como también, en el plan de apoyo que evitará nuevos asentamientos humanos en la zona”.

Dio a conocer, además, el seguimiento a los trabajos en la Cuenca Alta, especialmente se refirió a la carretera que comunica los municipios de Maimón y Yamasá, la cual deberá estar concluida antes de finalizar el presente año.

Planta depuradora del Ozama-La Zurza

Montalvo también destacó que “se avanza a ritmo acelerado en la construcción de la planta depuradora del Ozama-La Zurza, la cual tratará las aguas residuales de más de 400,000 habitantes del Distrito Nacional y Santo Domingo Norte y debe entrar en operación durante el primer trimestre del próximo año”.

Asimismo, anunció el inicio de tres iniciativas en dichas Cuencas: Proyecto Máyiga, a cargo de la Fundación Sur Futuro; el proyecto Cultivando Agua Buena, que será coordinado por el programa del mismo nombre del Ministerio de Energía y Minas; y el proyecto coordinado por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y el Instituto Americano de Cooperación para la Agricultura (IICA) para el impulso a las innovaciones en el sector agropecuario, a desarrollarse en las cuencas del Yaque del Norte, del Ozama y del Isabela.

Impacto de Domingo Savio

En la reunión sostenida con la Comisión se conversó sobre el impacto que tendrían los proyectos del Nuevo Domingo Savio y el de la Fundación Tropigás, en La Ciénega y la construcción de la carretera Maimón-Yamasá.

Por otro lado, el Ministerio de Medio Ambiente y las alcaldías del Gran Santo Domingo se han propuesto reforestar y recuperar todas las zonas disponibles en las riberas de la cuenca baja de ambos ríos, las cuales serán protegidas por el Servicio Nacional de Protección Ambiental (SENPA) y la Armada, con la finalidad de evitar nuevos asentamientos humanos.

Fuente de noticia

No hay comentarios