Compartir
Pedro Jiménez
Especial/Caribbean Digital
 
SANTIAGO- El paro de las actividades comerciales se desarrolla en Santiago y los municipios de la provincial Espaillat, de forma parcial, observándose esta mañana una cantidad considerable de establecimientos comerciales que no acataron el llamado a paro por 48 horas decretado por la Federación Dominicana de Comerciantes (FDC) a nivel nacional,  en protesta por la imposición de la Dirección General de Impuestos Internos (DGII), de las impresoras fiscales y el aumento de un 8 a 11 por ciento del ITEBIS.colmado
Durante un recorrido realizado por periodistas por barrios y urbanizaciones de Santiago, se comprobó que una gran cantidad de negocios, como colmados, ferreterías, tiendas, y otros, estaban abiertos, ofreciendo servicios a los clientes.
En el centro de esta ciudad fue donde mayormente se notó el paro de las actividades comerciales, de acuerdo a la observación de los comunicadores.
En la parte céntrica del municipio de Moca, donde operan el 60 por ciento de los establecimientos comerciales, las labores comerciales eran tímidas, pero en los alrededores de los mercados el comercio de provisiones se desarrollaba de forma parcial.
Mientras que en los municipios como Gaspar Hernández, Cayetano Germosén, San Víctor y Jamao al Norte más del 60 % del comercio abrió sus puertas, lo que queda evidenciado que el paro no fue acatado un 100%, como tenían establecido los organizadores de la protesta.
Temprano en la mañana de este miércoles se observaron a directivos de la Asociación de Comerciantes Mayoristas en provisiones recorriendo las calles de Moca, para contactar la efectividad del llamado a paro del comercio en Moca.
Negocios de comida rápida, farmacias, clínicas, tiendas de tejidos, salones de bellezas, colegios educativos privados, trasporte urbano e inter-urbano, bancos y plazas comerciales, unidades de taxis y el comercio informar se desarrolla de forma normal en esta ciudad.
En calles concurridas comercialmente hablando, como la José María Rodríguez, Duarte, Presidente Vásquez, Tunty Cáceres y los barrios populares de aquí las actividades comerciales eran parciales, unos cerraron y otros abrieron.
La cúpula de la – FDC- solicita al Gobierno, posponer la vigencia de aumento del Impuesto a las Transferencias de Bienes Industrializados (ITBIS), y de la instalación de las impresoras fiscales en los establecimientos comerciales.
Consideran que, las actuales condiciones de los dominicanos no permiten otro incremento de –ITBIS- y que los comerciantes, principalmente medianos y pequeños no están preparados para la instalación de las impresoras.

No hay comentarios