Compartir
Palacio Nacional, sede del gobierno dominicano. Archivo.

JOSE ALFREDO ESPINAL

Editor/Caribbean Digital

SANTIAGO, República Dominicana./  En esta temporada electoral los ataques de los políticos no es ninguna novedad, especialmente cuando surgen de dirigentes y militantes de los principales partidos. El oficialista Partido de la Liberación Dominicana (PLD) y el principal opositor Partido Revolucionario Dominicano (PRD).

Palacio Nacional, sede del gobierno dominicano. Archivo.

Los peledeistas atacan y con razón algunas “obras” del pasado gobierno del PRD como por ejemplo, el dólar al 60 por 1, escasez de gas propano, tarjeta de Pepecard, y la quiebra de bancos, entre otros desaciertos, según ellos atribuido a la gestión anterior.

Los perredeistas, de su parte, arremeten con todo su derecho y razón “obras” de la gestión del gobierno del PLD.

Por ejemplo, crecimiento de la delincuencia y criminalidad, alzas despiadada de los combustibles, corrupción en el Estado, como el caso de la Sun Land y el No pago de la Luz por Euclides Gutiérrez Félix, , auge histórico del narcotráfico, y la negativa del gobierno en aportar el 4% a la Educación, entre otros males, que a juicio de los perredeistas enlodan el gobierno morado.

Un famoso e intelectual de la comunicación de este país a cada momento advierte que para comer pescado y decir mentiras hay que tener mucho cuidado.

Le agrego a esto que, para hablar de corrupción y gobiernos malos en nuestro país también debemos ser cuidadosos.

No hay comentarios