Manny Pacquiao ,derecha, castiga a Floyd Mayweather Jr. Archivo
Por Domingo Hernández
El astro filipino Manny Pacquiao acaba de expresar su deseo de enfrentar en una revancha al norteamericano Floyd Mayweather Jr.
                      Ambos se enfrentaron hace poco más de tres años –en mayo del 2015- y si bien la contienda en lo competitivo resultó decepcionante, no es menos cierto que, como negocio resultó ser todo un éxito.
                      En aquella oportunidad, se calcula que el enfrentamiento generó más de 500 millones de dólares, convirtiéndose de paso en la pelea más rica de la historia.
                      Se recuerda que sólo Mayweather logró ganar unos 200 millones de dólares y Pacquiao por encima de los 100.
                      Ahora, Pacquiao quiere volver a medirse a Mayweather y se supone que, por dos razones fundamentales. Primero porque desea vengar su derrota ante el estadounidense y segundo porque sabe perfectamente que podrá ganar una buena cantidad de millones nuevamente.
                      Esto así, porque ningún otro rival garantizaría a Pacquiao ganar más dinero que Maywether Jr.
                      Pero, además, existe otro detalle, Mayweather, pese a que podría volverle a ganar de nuevo, representa un rival de mucho menos riesgo que otros con quienes Pacquiao podrían enfrentarse.
                      En ese sentido, figuran hombres como el norteamericano Terrence Crawford y el ruso Vasyl Lomachenko, los dos mejores boxeadores libra por libra del momento, iniciando por este último.
                      Tanto Crawford como Lomachenko se presentan como los dos rivales de mayor riesgo para un Pacquiao que ya está en declive.
                      De ahí el que lo mejor para Pacquiao sería firmar una revancha directa con Mayweather y evitar a Crawford y Lomachenko, en razón de que estos dos últimos fácilmente podrían noquear y humillar al tágalo.
                      Todavía, empero, no hay nada seguro respecto a esa revancha, pero se espera que en los próximos días Mayweather, quien permanece invicto en 50 combates, con 27 por la vía rápida y ha ganado títulos mundiales en cinco pesos diferentes, haga algún pronunciamiento en ese sentido y entonces se comience a negociar en ese orden.
                      De hecho, ahora existen mayores facilidades que antes para que se pacte este pleito, debido a que Pacquiao y Mayweather jr  no tienen managers y manejan ambos sus respectivos asuntos profesionales.
                      Es cierto que Pacquiao, quien tiene marca de 60-6-2, con 39 nocauts, lució bien en su última salida al noquear y relativamente vapulear al argentino Lucas Matthysse, a quien despojó del trono welter de la Asociación Mundial de Boxeo –AMB-.
                      Sin embargo, aunque buen boxeador, Matthysse no es ni cerca un adversario del nivel de Crawford y Lomachenko, debido a que estos dos son “fuera de serie”, dos fenómenos, y están en su plenitud de facultades o, lo que es lo mismo, en el mejor momento de sus respectivas carreras.
                      Así las cosas, la vía más idónea para  Pacquiao, único boxeador con ocho campeonatos mundiales en pesos diferentes, sería lograr ese segundo duelo con Mayweather Jr para posteriormente retirarse definitivamente del boxeo, deporte al que, es oportuno agregar, tanta gloria le ha dado y, lógicamente, el merecidamente también le ha sacado muchos beneficios en todos los aspectos. Esperemos. PARA QUE LO APRENDAS O LO RECUERDES: A propósito de Mayweather Jr, es oportuno decir que éste ganó la medalla de bronce en las Olimpíadas de Atlanta, Georgia, en 1996 y que llegó a pelear por la plata y en esa pelea fue despojado de una auténtica victoria que favoreció a su rival de turno, el búlgaro Serafim Todorov. Por cierto, éste fue el último hombre que pudo vencer a Mayweather Jr. !Suena la campana! !Climmp!