Compartir
El venezolano Gregor Blanco fue clave en la victoria. Archivo.

Caribbean Digital

 

DETROIT -(ESPNdeportes.com)- Ni el frío ni el largo viaje impidieron que los Gigantes se colocaran a las puertas de un nuevo campeonato de la Serie Mundial.

El venezolano Gregor Blanco fue clave en la victoria. Archivo.

Por tercer partido consecutivo, los bates de los Tigres se mantuvieron dormidos y los Gigantes se aprovecharon de eso con turnos oportunos para blanquear nuevamente 2-0 a Detroit para tomar ventaja 3-0 en la Serie Mundial, lo que coloca a los Tigres de espaldas a la pared, en un partido que comenzó con temperaturas por debajo de los 50 grados F y a la hora de culminar el mismo rondaba los 45 grados.

Con el resultado, los Tigres llevan 18 entradas seguidas sin anotar en esta serie.

Como sucedió:

Tal y como ha sucedido en los tres partidos de la Serie Mundial, los Gigantes anotaron primero.

En esta ocasión, San Francisco abrió con boleto de Hunter Pence en la segunda entrada. Tras ponche a Brandon BeltGregor Blanco empalmó un lanzamiento de su compatriota Aníbal Sánchez a lo profundo del corredor entre el jardín derecho y el central para un triple remolcador.

Luego Brandon Crawford trajo al plato al venezolano con hit remolcador para colocar el marcador 2-0.

Los Tigres tuvieron su amenaza más seria en la quinta entrada pero no pudieron aprovechar un ligero descontrol de Vogelsong. Con un out, Alex Avila y Omar Infanteconectaron sencillos consecutivos y luego boleto a Austin Jackson llenó las bases de Tigres. Pero Vogelsong apretó el brazo y ponchó a Quintin Berry y dominó a Miguel Cabrera con un elevado al campocorto para cerrar la entrada.

Por los Gigantes Ryan Vogelsong volvió a brillar en la loma. Pudo dominar los potentes bates de los Tigres con 5.2 entradas de labor, donde apenas permitió cinco imparables sin que le marcaran carreras. Dio además cuatro boletos y ponchó a tres contrarios. Es su tercera victoria en la actual postemporada.

Y nuevamente los relevistas dieron la cara por los Gigantes. Tim Lincecum cerró otra amenaza de los Tigres en la sexta entrada, cuando dominó a Jhonny Peralta con dos en base para cerrar el episodio sin mayores problemas. Y el mexicano Sergio Romo se encargó de apagar las esperanzas de los Tigres en la novena.

Sánchez, su rival, también tuvo una labor de calidad, al lanzar siete buenas entradas, donde apenas permitió dos anotaciones, pero que fueron suficientes para que cargara con la derrota, que coloca a los Tigres al borde del abismo. Le siguió en la loma el dominicano Joaquín Benoit, quien apenas permitió un doble de Pablo Sandoval en la octava entrada, yPhil Coke para cerrar el partido sin permitir más libertades a los moradores de la Bahía.

Unos Tigres mansitos a la hora buena

Las tres derrotas de Detroit en la presente Serie Mundial han abonado a engrosar una racha poco agradable para los moradores de la Ciudad del Motor.

El fracaso en el Juego 3 del sábado constituyó la sexta derrota al hilo en partidos de Serie Mundial, una seguidilla que se remonta al Juego 3 de la Serie Mundial del 2006, cuando cayeron ante los Cardenales de San Luis.

Esto iguala la peor racha de este tipo en la historia de la franquicia, que ocurrió entre el Juego 2 de la Serie de 1907 al Juego 2 de la Serie del 1908. El último equipo en perder al menos cinco partidos consecutivos en Series Mundiales fueron precisamente los Cardenales, quienes perdieron seis en fila desde el Juego 6 del Clásico del 1987 hasta el Juego 4 de la Serie del 2004.

La racha más extensa de este tipo es de ocho derrotas en fila, y pertenece a los Filis de Filadelfia, del Juego 2 de la Serie de 1915 hasta el Juego 4 de la serie de 1950, y los Bravos de Atlanta, desde el Juego 6 de la Serie del 1996 al Juego 4 del 1999.

Encuentran la forma de ganar

Con la victoria, ahora los Gigantes tienen seis victorias de forma seguida en la presente postemporada, lo que constituye un record para la franquicia.

El record anterior era de cuatro victorias, algo que los Gigantes habían logrado en cinco ocasiones anteriores: del Juego 5 de la Serie Mundial del 1905 al Juego 1 del Clásico de 1911; del Juego 6 de la Serie Mundial del 1921 al Juego 1 de la Serie de 1922; del Juego 3 de la Serie del 1922 al Juego 1 de la serie de 1923; de los juegos 1 al 4 de la Serie Mundial de 1954 y del Juego 4 de la Serie Divisional de la Liga Nacional del 2002 hasta el Juego 2 de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional de la misma temporada.

Lo que viene

El Juego 4 de la Serie Mundial se llevará a cabo este domingo a partir de las 8:15 pm ET, donde los Gigantes podrían coronarse campeones del béisbol por segunda vez en las últimas tres temporadas.

Por los Gigantes Matt Cain tendrá la oportunidad de darle el cetro a los Gigantes, mientras que por los Tigres Max Scherzer tendrá en sus manos el darle a Detroit un día más de vida en la Serie Mundial 2012.

No hay comentarios