Compartir
Padre Regino explica el desarrollo de las actividades del 75 aniversario.

José Luis Fernández

Especial/Caribbean Digital

Dajabón, R.D./“Sabiéndose hermanito, compartían un pedacito, porque eran pobrecitos y no tenían ni mamá. Ellos se preguntaban por qué si somos dos gentes nos hacen comer uno nada más…”  así, bajo las fuertes notas musicales de la tumba y tambora afrocaribeña  y la voz con figura de Virgen de La Altagracia de la cantautora Rita Indiana y los Misterios, el comité de Dajabón dela Conmemoraciónde la masacre de haitianos y dominicanos negros y pobres por la dictadura Trujillista, dio inicio este miércoles la conmemoración del 75 aniversario, en los salones de Solidaridad Fronteriza (SF) donde llamaron a romper el miedo a hablar, infundido como herencia ideológica cultural.

Padre Regino explica el desarrollo de las actividades del 75 aniversario.

Acompañados de decenas de representantes de organizaciones sociales, religiosas, de mujer, del mercado, comunicadores y periodistas hicieron la invocación a Dios, por el sacerdote David Pantaleón, párroco de la iglesia Nuestra Señora del Rosario,  lo que dejó abierta las actividades que abarcan desde el 26 de septiembre al 28 de octubre, del año en curso.

El padre Regino Martínez, director de SF, tuvo las palabras centrales, durante lo cual criticó  el silencio cómplice ante este hecho que han tenido las iglesias, los prejuicios de políticos y muchos intelectuales, comunicadores, periodistas y el miedo de los dirigentes populares. Señaló que, es un contrasentido a histórico que todos los dominicanos/as se sientan parte de la masacre de haitianos y dominicanos negros y pobres ordenada con un “zapatazo” producido por el tirano, en una desaparecida casona de las calles Duarte y 27 de Febrero, de Dajabón, en el 1937.  Mientras  escondió en los barracones de sus bateyes a cientos de braceros cortadores de la caña de sus ingenios que le generaron decenas de millones de dólares en el mercado internacional.

Martínez dijo que el miedo, los prejuicios y silencio sembrado por los esbirros de la tiranía aún se mantienen en la sociedad actual, la que genera estados ánimos de tormentos al recordar esa realidad en la frontera.

Para ello, propuso a los presentes romper el miedo ancestral ante lo que nunca hemos hecho, y los exhortó a impulsar una nueva cultura de la fraternidad entre ambos pueblos ya que no es verdad “que los dominicanos quieren ser haitianos, como los haitianos no quieren ser dominicanos”. Solamente vivir como seres humanos, bendecidos en esta tierra de Dios y su amplia feligresía.

En tanto, el párroco de la iglesia Nuestra Señora del Rosario, David Pantelón, llamó a hacer memoria de estos hechos de la frontera que acaecieron hace 75 años, debido a que “las cosas no se olvidan con el silencio”, sino que hay que ponerlas en el justo lugar del vehículo de la historia de este tercer milenio, época floreciente de las democracias participativas latinoamericanas.

Por otro lado, la pastora Luz Castro informó  la celebración del 5to Encuentro del Día dela Intersecciónenla Frontera, Ministerio de las Mujeres Dominico- Haitianas, como parte de las actividades que tendrán que ver con la conmemoración de la masacre cometida en el 1937 por la tiranía trujillista.

Las actividades a desarrollar por el comité  están:  una eucaristía y vigilia ecuménica en el medio de los dos puentes  la limpieza y reforestación en toda la rivera del rio  Masacre y, también en el parque de Wanament, , una conferencia, y la confección de un mural artístico-

Las instituciones en Dajabón que  promueven el 75 aniversario ede la masacre trujillista  son:la Redfronteriza Jano Siksè (RFJS), Unión Europea (UE), Christian AID, Solidaridad Fronteriza (SF), Centro Bonó, Radio Marién, Servicio Jesuita a Migrantes (SJM), Ciudades y Frontera,La ACNUR, Pucamaima,Colegiola Altagracia, Escuelas Fe y Alegría, Linieros TV, ADP, Unión de Juntas de Vecinos (UJVD) la parroquia Nuestra Señora del Rosario, Instituto Tecnológico San Ignacio de Loyola(Itesil),y, como invitados el   Ayuntamiento de Dajabón, Cesfront, Centro Penitenciario Beller.

 

No hay comentarios