Compartir
Sacerdote Alberto Cordero.

Miguel Hernández 

BONAO./ La Corte de Apelación de La Vega dejó en libertad al sacerdote de Bonao, Alberto Cordero Reyes, quien cumplía tres meses de prisión preventiva acusado de violar a una adolescente de 15 años que asistía a su parroquia.

Sacerdote Alberto Cordero.

La decisión fue tomada por los magistrados Osvaldo Aquino Monción, Nelson Marriot, y Adolfo Yarid Almonte, luego de que los abogados del imputado presentaran informes médicos dando a conocer el delicado estado de salud que padece Cordero Reyes, por sus problemas de diabetes.

Reyes al momento de su detención pertenecía a las parroquias San Pedro y San Pablo, del bario San José, en Bonao.

Los abogados del sacerdote, Frank Moreta Pérez y Juan Amadis, habían presentado informe médico de su estado de salud, donde aseguraban que se había complicado en la cárcel de Moca cuando se originó un tiroteo en el lugar.

En la audiencia Reyes no habló con los periodistas, pero se observó mucho más delgado, pálido, y con un rostro decaído.

En el lugar había feligreses de ambas iglesias, quienes se mostraron satisfechos por la decisión del tribunal.

El sacerdote guardaba prisión desde el pasado 17 de julio, luego que el abuelo de la menor lo acusara de violar sexualmente de su nieta.

No hay comentarios

Deja un comentario...