Compartir
Periodista Norberto Rubio. Archivo
Lic. Norberto Rubio

Desde el 16 de agosto, fecha en que tomó posesión el actual alcalde Lic. Abel Martínez Durán, el Ayuntamiento de Santiago ha experimentado cambios significativos y con él toda la provincia. Con apenas meses de la gestión, vemos una ciudad diferente, limpia, organizada, muy alejada del caos, del desorden y del estado de emergencia en que se encontraba anteriormente.

Han sido muchas las reacciones, resistencias, polémicas y expectativas desde entonces, sin embargo, está claro que el objetivo fundamental de las autoridades municipales bajo la dirección del alcalde, es poner “Orden en la Ciudad Corazón”, rescatar nuestros espacios públicos, embellecer nuestro municipio. Ysí que se están evidenciando los trabajos realizados, pues de una ciudad triste y contaminada, hemos pasado a tener una, pintoresca y alegre, calles asfaltadas, limpias y señalizadas se ven por doquier,parques iluminados y reacondicionados, remozamiento de estatuas, bustos y esculturasson algunos ejemplos de lo que la población santiaguera está disfrutando en este momento.

En definitiva,a pesar de las opiniones a favor y en contra,quienes valoran el orden y el respeto a las reglas saben que lo que se ha venido haciendo es en favor de la cuidad de Santiago y de sus munícipes y que más allá de hacer daño se busca el bien común y emular países como Costa Rica calificado el No.1 de América Latina en protección ecológica y limpieza o los Estados Unidos y Puerto Rico donde la educación, la cortesía y el sometimiento a las leyes de tránsito imperan.

Es importante señalar que todos los cambios, aún los más ansiados, llevan consigo cierta melancolía, por lo que para tener grandes transformaciones y una sociedad mejor es necesario un titánico esfuerzo de todos, que implica poner normas y reglas, sensibilizar a los ciudadanos para tener su apoyo y así puedan convivir en un estado social integral que les garantice sus derechos y el de sus semejantes.

Los que creemos en el alcalde Martínez, confiamos que en el 2020, al finalizar su período, Santiago de los Caballeros, será una ciudad modelo, digna de visitar, confiamos en que tendremos personas más educadas y conscientes del importante rol que desempeñan para mantener nuestros espacios públicos libres de contaminación y arrabalización. Comprendamos,Santiagueros que para tener la ciudad que anhelamos se debe trabajar duro y apoyar la agenda de desarrollo que lleva a cabo la gestión municipal que encabezan las actuales autoridades en beneficio del municipio.

No hay comentarios