Compartir
El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon.

Caribbean Digital

Naciones Unidas,  (PL) El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, condenó este lunes los atentados con bombas registrados este lunes en la ciudad siria de Idlib, con casi una decena de muertos y un centenar de heridos.

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon.

En una declaración difundida por la oficina del vocero oficial de la ONU, el titular del organismo mundial también repudió otro acto terrorista perpetrado en Damasco el pasado viernes.

El responsable de la ONU reconoció que la situación ha mejorado en las poblaciones sirias donde se han desplegado los primeros efectivos de la misión de observadores de Naciones Unidas.

No obstante, expresó su preocupación por reportes relacionados con nuevas acciones de violencia en el país en los últimos días.

Al respecto, reiteró su llamamiento al cese inmediato de todas las formas de violencia de cualquier origen y pidió a las partes en el conflicto que cooperen con el trabajo de los supervisores de la ONU a medida que sus miembros se extiendan por el país.

El equipo de observadores fue autorizado por el Consejo de Seguridad para monitorear el fin de las hostilidades y la aplicación del plan de seis puntos acordado por el enviado especial de la ONU, Kofi Annan, con el gobierno de Siria.

La avanzada del grupo está integrada por 30 elementos y será completada un contingente que sumará 300 integrantes, todos bajo el mando del general noruego Robert Mood, quien ya se encuentra en territorio sirio.

El plan de Annan contempla el cese de las hostilidades por todas las partes y la retirada de las fuerzas militares de los centros urbanos.

También dispone el suministro de asistencia a la población, la implantación de una tregua humanitaria diaria, el ingreso de periodistas extranjeros al país y el inicio de un proceso de diálogo entre el gobierno y los grupos opositores.

Mood fue recibido este lunes por el vicecanciller sirio, Faysal al-Mekdad, y tras el encuentro instó a todas las partes a apoyar su objetivo de detener la violencia.

Aseguró que hará su máximo esfuerzo para cumplir su misión, respetando la soberanía siria y la evaluación de las realidades sobre el terreno, según informó la agencia siria de noticias SANA.

Por su parte, el viceministro Al-Mekdad destacó la importancia de que los supervisores verifiquen las violaciones que se producen y las trasmitan con toda objetividad a la sede de la ONU.

Fuente: Prensa Latina

No hay comentarios