Compartir
Periodista Eugenio Taveras. Archivo.

Por Eugenio Taveras

Especial/Caribbean Digital

SANTIAGO, RD./Lo que escucharon mis oídos de boca del productor de los programas radiales En la mañana y En la tarde por Monumental FM no tiene asidero en la mente de cualquier mortal que haya sintonizado aunque solo sea una vez los aludidos programas.

Periodista Eugenio Taveras. Archivo.

Las expresiones salidas de su productor tienen visos de tirar por el cajón y no sentirlo, de una memoria que está en franco deterioro o de que los tropezones, tarde o temprano, hacen levantar los pies, y entonces se inicia un proceso tan importante como el aprendizaje y no creernos de que siempre damos primicias, sin ton ni son, a diestra y siniestra, sin miramientos, sin la más mínima investigación, solo porque otro me dijo, sin confirmar la fuente, para luego externar excusas baladíes y superfluas, lo cual, muchas veces, se convierte en un círculo viciado.

La frase “debemos ser objetivos” no debería salir de la boca del productor-conductor de En la mañana y En la tarde, antes le convendría darse una miradita al espejo y observarse externa e interiormente, hacer una mirada retrospectiva en busca de todas las barrabasadas que ha cometido a lo largo de sus años en la radio y, entonces, tomar la objetividad como punto de partida, antes de emitir un juicio con valor orientador e informativo y no con valor distorsionante.

Por otro lado, tampoco llamarse “colega”, porque todos sabemos que él no es periodista (sí abogado que parece estudió torcido) y que solo se limita a leer, recibir y dar información sin pulir, sin pensar, solo por creerse el número uno en las primerísimas, situación que lo ha puesto en entredicho en muchas ocasiones, al punto de poner a temblar un asalariado del periódico El Nacional con la información referente a la avioneta, que una sus muchas metidas de pata, tumbó en Puerto Plata y que dicho vespertino publicó en primera plana y en su titular a grandes y rojas letras.

24 de junio de 2011

No hay comentarios