Compartir
Obispo Richard E. Pates.

Caribbean Digital

Washington,  (PL) La Conferencia de Obispos Católicos (COC) de Estados Unidos exigió este jueves al gobierno de Barack Obama levantar el bloqueo económico unilateralmente impuesto por Washington a Cuba hace más de medio siglo.

Obispo Richard E. Pates.

En carta enviada a la secretaria de Estado, Hillary Clinton, el obispo Richard E. Pates, de Des Moines, Iowa, subrayó que con ese paso y la normalización de las relaciones bilaterales se “estará apoyando al pueblo de Cuba”.

La misiva de Pates, enviada a Washington el martes y divulgada este jueves en un comunicado público de la COC, indica igualmente que con estas decisiones la administración Obama estaría estableciendo nexos con un socio “que beneficiaría al comercio estadounidense”.

Pates, quien preside el Comité de Justicia Internacional y Paz de la COC, saludó que el gobierno del presidente demócrata, Barack Obama, haya aprobado una cierta flexibilización en las restricciones de viaje desde Estados Unidos hacia la nación antillana a inicios de 2011.

El líder religioso, quien participó en la visita del papa Benedicto XVI a la isla en marzo pasado, señaló a Clinton que pudo constatar de primera mano cómo continuar esta tendencia de apertura “mejoraría la vida de la gente en ambos países”.

Estados Unidos mantiene hace 50 años un bloqueo económico, comercial y financiero contra Cuba, que ha costado a la isla más de 975 mil millones de dólares y constituye una violación de la Carta de Naciones Unidas y de las normas del Derecho Internacional.

La comunidad internacional ha condenado durante 20 años consecutivos en sucesivas votaciones de la ONU esta política injerencista y extraterritorial de la potencia norteamericana contra la pequeña nación en Las Antillas.

En un comunicado de la Oficina de Control de Bienes Extranjeros (OFAC), adscrita al Departamento del Tesoro, el gobierno de Obama amenazó en marzo con tomar represalias ante cualquier intento por hacer turismo, bajo la política establecida por la Casa Blanca en enero de 2011.

La amonestación de Washington va dirigida a anuncios que sugieren la opción de que los viajeros tendrán tiempo libre en la isla para realizar actividades fuera del programa educacional. Eso es una impresión incorrecta y puede ser castigada con la suspensión de licencia, subrayó la OFAC.

Fuente: Prensa Latina

No hay comentarios

Deja un comentario...