Compartir
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama. Archivo.

Caribbean Digital

WASHINGTON, AFP. El presidente estadounidense, Barack Obama, y su secretaria de Estado, Hillary Clinton, ofrecieron este sábado sus condolencias por la muerte del príncipe heredero saudí Nayef ben Abdel Aziz Al Saud, “un socio importante y apreciado por Estados Unidos”.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama. Archivo.

“Bajo su dirección, Estados Unidos y Arabia Saudí desarrollaron una asociación fuerte y eficaz en la lucha contra el terrorismo, que ha salvado vidas estadounidenses y saudíes”, explicó Obama en un comunicado.

“Durante décadas, el príncipe heredero Nayef fue ministro del Interior y se dedicó a la seguridad de Arabia Saudí y a la seguridad de toda la región”, destacó el presidente. “Estoy muy entristecida” por la muerte de Nayef ben Abdel Aziz, manifestó Clinton en otra nota.

“Dedicó su vida a la seguridad de Arabia Saudí y a la lucha contra el extremismo”, precisó. Fue “un socio importante y apreciado de Estados Unidos y un dirigente dedicado y valiente para Arabia Saudí”, añadió la jefa de la diplomacia estadounidense.

“A título personal, echaré de menos al príncipe heredero y su papel clave en el fortalecimiento de las relaciones bilaterales entre Estados Unidos y el reino de Arabia Saudí”, aseguró.

El príncipe falleció el sábado en Ginebra a los 79 años, ocho meses después de haber sido nombrado heredero al trono.

No hay comentarios