Compartir
Barack Obama y Muamar Kadhafi.

Caribbean Digital

Fuentes: AFP/El Nacional

WASHINGTON. AFP. El presidente estadounidense, Barack Obama, dijo este sábado que el líder libio Muamar Kadhafi debe dejar el poder “ahora”, ya que perdió la legitimidad para gobernar, en su reacción más fuerte hasta el momento frente a la revuelta en el país árabe.

Barack Obama y Muamar Kadhafi.

Según un comunicado de la Casa Blanca, “el presidente dijo que cuando el único medio que tiene un líder para permanecer en el poder es el uso de la violencia masiva contra su propio pueblo, ha perdido la legitimidad para gobernar, y necesita hacer lo adecuado para su pueblo, marchándose ahora”.

Obama expresó su posición durante una conferencia telefónica con la canciller alemana Angela Merkel, para coordinar las medidas de la comunidad internacional ante la situación en Libia, según el comunicado.

El comunicado de la Casa Blanca, y otro publicado poco después por la secretaria de Estado Hillary Clinton, marcan la apuesta de Washington por una ofensiva diplomática agresiva. Durante los días anteriores Estados Unidos se había mostrado más discreto, mientras sus ciudadanos eran evacuados de Libia.

Kadhafi -quien lleva 42 años al frente del país- “ha perdido la confianza de su pueblo, y debería irse sin más derramamiento de sangre y violencia”, declaró Clinton.

“El pueblo libio merece un gobierno que responda a sus aspiraciones, y que proteja sus derechos humanos, reconocidos universalmente”.

El llamado de Obama coincide con el atrincheramiento del líder libio en Trípoli, donde se teme un sangriento enfrentamiento con la oposición armada, que tomó el control del este del país, tercer productor de petróleo de África.

La Casa Blanca añadió que Obama y Merkel “hablaron de las maneras apropiadas y eficaces con las que la comunidad internacional puede responder”.

“El presidente saludó los esfuerzos en curso por parte de nuestros aliados y socios, en la ONU y la Unión Europea, para desarrollar y aplicar medidas contundentes”, agregó el texto.

Las declaraciones de Obama coinciden con una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU este sábado, en la que los 15 países miembros debatían sanciones al régimen de Kadhafi.

Ya el viernes, Obama anunció sanciones unilaterales contra Kadhafi y su círculo más estrecho.

Obama firmó un decreto presidencial por el que congela los activos y bloquea las propiedades en Estados Unidos que pertenezcan a Kadhafi o a sus cuatro hijos.

Clinton dijo que ordenó la anulación de los visados estadounidenses de varios altos responsables libios y otros ligados a la represión desplegada contra los manifestantes. Añadió que, como parte de esa política, se denegarán nuevos visados.

“Estamos llevando adelante una serie de pasos rápidos para que el gobierno libio rinda cuentas de sus violaciones de los derechos humanos, y para obtener una respuesta fuerte de la comunidad internacional”, dijo Clinton.

Las agencias de inteligencia estadounidenses recibieron la orden de recabar información sobre las atrocidades cometidas.

El sistema financiero norteamericano también recibió la orden de vigilar los movimientos de fondos procedentes de Libia.

El viernes se filtró que Gadafi y su familia habían depositado en un banco inglés 4,800 millones de dólares.

No hay comentarios

Deja un comentario...