Compartir
Barack Obama. Archivo.

Caribbean Digital

WASHINGTON. AFP. El presidente estadounidense, Barack Obama, aumentó este jueves la presión contra Moscú, amenazando a “sectores claves” de su economía en represalia por la incorporación de Crimea, además de sancionar a 20 nuevos funcionarios y a un banco.

Barack Obama. Archivo.
Barack Obama. Archivo.

“Rusia debe saber que una mayor escalada (del conflicto) solo la aislará más de la comunidad internacional”, dijo Obama en la Casa Blanca.

El Departamento del Tesoro indicó que veinte parlamentarios y altos funcionarios de Moscú fueron incorporados a la lista de sancionados, que verán el congelamiento de sus activos en Estados Unidos y la prohibición de hacer negocios con empresas de ese país.

Casi inmediatamente, la cancillería de Rusia publicó su propia lista de sanciones contra nueve autoridades estadounidenses, incluyendo congresistas y asesores cercanos al presidente Obama.

Ya Washington había castigado el lunes con sanciones a once autoridades rusas o prorrusas en Ucrania.

Como el lunes, los sancionados este jueves incluyen figuras cercanas al presidente ruso Vladimir Putin, como su jefe de gabinete, Serguei Ivanov, y el adjunto de éste, Alexei Gromov.

También quedaron en la mira los millonarios hermanos Arkadi y Boris Rotenberg, amigos personales de Putin, que se beneficiaron, según el Tesoro, de grandes contratos de infraestructura para los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi en febrero.

El banco sancionado es el Banco Aktsionerny de la Federación Rusa, conocido como “Bank Rossiya”, el cual, según el gobierno estadounidense, acumula grandes capitales del círculo íntimo de Putin.

Su director, Yuri Kovaltchuk, también fue incluido en el listado.

 – “Impacto significativo” en la economía. Obama remarcó que además de los funcionarios, las sanciones alcanzan a personas con “grandes recursos e influencia” que respaldan al gobierno ruso, así como un banco que “apoya económicamente a esas personas”.

“Estamos tomando ahora estos pasos como parte de la respuesta a lo que Rusia ha hecho en Crimea”, dijo el mandatario.

Pero también alertó que está preparando otras medidas que podrían tener mayores consecuencias si el proceder de Moscú no cambia.

“Hoy firmé un nuevo decreto que nos autoriza a imponer sanciones no solo a individuos sino a sectores claves de la economía rusa”, señaló Obama.

“No es el resultado que preferíamos”, dijo, advirtiendo que esas medidas tendrían un “impacto significativo” en la economía rusa.

Un subsecretario del Tesoro, David Cohen, indicó que la economía rusa ya había empezado a sufrir las consecuencias de la intervención en Ucrania.

“Con su moneda cerca de una baja histórica, su mercado de capitales en baja 20% este año y un marcado aumento de las tasas de interés, Rusia ya ha comenzado a afrontar los costos económicos de su esfuerzo ilegal de socavar la seguridad, estabilidad y soberanía de Ucrania”, afirmó.   De todas formas Obama insistió que la “diplomacia entre Estados Unidos y Rusia continúa”, enfatizando que Moscú aún puede resolver la crisis por medio de una “solución diplomática” con el gobierno de Kiev.

Pero Rusia insistía este jueves en el camino trazado tras la destitución a fines de febrero del presidente ucraniano Viktor Yanukovich, cercano a Moscú, que entonces envió tropas a Crimea, península situada al sur de Ucrania.

Pocas horas antes, la Duma (cámara baja del Parlamento ruso) ratificó el tratado sobre la integración de Crimea a Rusia, firmado el martes por Putin con los líderes prorrusos de la península.

Los habitantes de Crimea, en su mayoría cercanos a Moscú, habían votado el domingo a favor de la integración en un referéndum, que Ucrania y los países occidentales consideran ilegal.

El resultado, la primera expansión de las fronteras rusas desde la Segunda Guerra Mundial, ha provocado una ola de nerviosismo en los países bálticos y otras antiguas repúblicas soviéticas.

Obama, que viajará la próxima semana a Europa para analizar la crisis ucraniana, reafirmó el “inquebrantable” apoyo de Estados Unidos a sus aliados en la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

No hay comentarios

Deja un comentario...