Compartir
El nuevo presidente de AMAPROSAN, Jorge Manuel Ureña pronuncia el discurso central del acto.

Servicios/Caribbean Digital

 

 

 

Jorge Ureña plantea debate nacional solución ola de robos y asaltos.

 

 

SANTIAGO, RD./ El nuevo presidente de la Asociación de Mayoristas en Provisiones de Santiago (AMAPROSAN), Jorge Manuel Ureña, dijo que la creciente inseguridad ciudadana expresada en el raterismo común, asaltos, el narcotráfico y otras variedades de crímenes, constituyen problemas centrales de la vida nacional que las autoridades tienen que enfrentar.

El nuevo presidente de  AMAPROSAN, Jorge Manuel Ureña pronuncia el discurso central del acto.
El nuevo presidente de AMAPROSAN, Jorge Manuel Ureña pronuncia el discurso central del acto.

“Aprovechamos esta ocasión para llamar a la atención de las autoridades nacionales, pues las soluciones a las situaciones de inseguridad, deben ser el fruto de un debate amplio, con extensa participación de todos los sectores”, agregó Ureña.

Momento en que la nueva Junta Directiva que encabeza Jorge Ureña  es juramentada por el señor Sipriam Lanfranco.
Momento en que la nueva Junta Directiva que encabeza Jorge Ureña es juramentada por el señor Sipriam Lanfranco.

Sostuvo  que AMAPROSAN, que ha visto derramar la sangre de algunos de sus asociados, atacados alevosamente, por quienes no creen en el trabajo honrado, posee ideas, y el compromiso para ser parte de ese necesario amplio dialogo nacional.

Al ser juramentado como nuevo presidente de AMAPROSAN, en un acto donde se celebró los 50 años de fundación de la entidad, Jorge Manuel Ureña, indicó que ahora  surgen los delitos cibernéticos y una diversidad de estafas, que junto a las desgraciadas secuelas del narcotráfico es un grave problema para la convivencia de la nación.

Durante la ceremonia, donde  fue reconocido don Carlos L. León, uno de los fundadores, el presidente de la entidad, sostuvo que  “hoy, vivimos tiempos de desafíos, de aceleradas transformaciones”,

Recordó Ureña que el país no es la aldea, limitadamente vinculada a la vida internacional, como lo era en el 1963, porque los dinámicos procesos de globalización, la apertura a que está obligada la economía dominicana, “nos empuja  a cambiantes interacciones del mundo actual.

Y agregó que Santiago, no es el pueblo bucólico de 1963, pues, desde hace tiempo, día a día, se transforma en una metrópolis marcada por los impulsos, ventajas y grandes limitaciones de las ciudades modernas.

Puso de manifiesto que esta ciudad particularmente es uno de esos espacios que los especialistas llaman “metrópolis asimétricas”, anexo a los procesos de acelerada urbanización,  cambios en la dinámica social y económica, donde permanecen situaciones de marginalidad, arrabalizacion, males que estimulan la expansión de fenómenos indeseados.

Igualmente, el presidente de AMAPROSAN, insistió en la reconversión de las formas de hacer negocios, porque los retos, y presiones, son verificables en la vida económica.

“Nuestro sector sigue siendo un significativo eslabón en las cadenas de los procesos económicos siendo presionado dado que, en formas indirectas, vía un sistema de créditos que se apega a practicas superadas, financia a detallistas, sin que se considere que, en ese proceso, se merma nuestra competitividad, se nos coloca en condiciones de fragilidades diversas,  sin que los organismos estatales ponderen algunos déficit estructurales imposibles de ser soslayados”, dijo.

Señaló el dirigente comercial que están de acuerdo con los impuestos para cubrir las necesidades del país, pero cree que debe partir de evaluaciones objetivas, de una equidad, resultado de ponderar concretas situaciones particulares.

Por lo tanto, consideró Jorge Manuel Ureña, que la proclamada “reforma tributaria integral”, que frecuentemente es citada en condición de punto central de nuestra agenda-país, debe ser el resultado de un dialogo integral, plural, realista y ampliamente incluyente.

No hay comentarios

Deja un comentario...