Compartir

Las tropas iraquíes han comenzado este viernes una operación llamada a arrebatarle a los kurdos la disputada provincia petrolera de Kirkuk, informa AFP citando un general cuya identidad no se revela.

La operación ha arrancado algo más de dos semanas después de que los votantes kurdos respaldaran abrumadoramente la independencia del Kurdistán iraquí en un referéndum que el Gobierno central declaró ilegal.

“Las fuerzas armadas iraquíes están avanzando para retomar sus posiciones militares, que le fueron arrebatadas durante los eventos de junio de 2014”, reveló el mando militar a la agencia AFP por teléfono pidiendo preservar su anonimato.

En 2014, cuando el entonces Estado Islámico de Irak y el Levante se hizo con las zonas situadas al norte y al oeste de Bagdad, numerosas unidades del Ejército iraquí fueron derrotadas y solo los destacamentos de la milicia kurda Peshmerga opusieron resistencia.

Entretanto el Gobierno regional kurdo ha desplegado miles de combatientes propios alrededor de Kirkuk, informa la cadena Al Jazeera.

“Miles de combatientes de la Peshmerga dotados de armas pesadas han ocupado sus posiciones alrededor de Kirkuk”, anunció el viernes pasado un importante asesor del presidente regional de Kurdistán Masoud Barzani en las redes sociales. 

Fuente de noticia

No hay comentarios

Deja un comentario...