Compartir

ESPAÑA. Las selecciones de Noruega, vigente campeona mundial y europea, y de Rusia, última campeona olímpica, se enfrentarán en los cuartos de final del Mundial de Balonmano en Alemania, tras imponerse este jueves, en los octavos de final, a España (23-31) y Corea del Sur (36-35), respectivamente.

En la ronda de cuartos también estarán los equipos de Holanda, que tuvo que esperar a la prórroga para doblegar por 24-26 a la sorprendente Japón, y la República Checa, que rompió todos los pronósticos al apear de la competición (27-28) a Rumanía.

Ni los trece goles de la lateral Cristina Neagu, que anotó la mitad de los goles de su equipo, evitó la derrota de las del español Ambros Martín, incapaces de aprovechar la renta de tres goles (25-22) con la que afrontaron los últimos siete minutos de partido.

Un tiempo en el que Rumanía se vio sorprendida por completo por el combativo equipo checo, que dio definitivamente la vuelta (27-28) al marcador con un gol en el último segundo de la lateral Michaela Hrbkova.

Sorpresa que Rusia, oro en los pasados Juegos Olímpicos de Río, logró evitar ante Corea del Sur con un gol de la pivote Kseniia Makeeva que forzó el tiempo extra (30-30) en un choque, en el que las rusas llegaron a ganar hasta por cinco tantos (16-11) en la primera parte.

Una prórroga en la que volvió a ser determinante Makeeva que forzó el penalti que permitió a Rusia afrontar los últimos segundos con un ventaja de dos goles (36-34) que Corea del Sur, pese al postrero tanto de Ryu ya no pudo enjugar (36-35).

Menos problemas tuvo Noruega, que liderada por una espectacular Nora Mork, autora de once tantos, no dio opción a la sorpresa (23-31) a un conjunto español, que hizo méritos para haber encajado un marcador menos contundente.

Pero las nórdicas no parecen dispuestas a que nadie les aparte del camino hacia su cuarta corona mundial, aunque para ello deberán superar antes en los cuartos de final a Rusia, el equipo que ya les derrotó en las semifinales de los Juegos Olímpicos.

Unas semifinales olímpicas en las que también estuvo Holanda, que este lunes sufrió los indecible para vencer por 24-26 a Japón, que tras forzar la prórroga (20-20), no pudo contener en el tiempo extra a lateral Estavana Polman que con sus goles dio el pase definitiva a las neerlandesas a unos cuartos de final en los que se medirán con la República Checa.

Source link

No hay comentarios