Compartir

Servicios/Caribbean Digital

SANTIAGO, República Dominicana.- La discapacidad visual no tiene límite para que jóvenes de la Asociación de Ciegos del Cibao emprendieran un proyecto como forma de aumentar sus ingresos a través de un centro de masaje.

El centro donde no videntes son los masajistas, es considerado como una fuente de empleos, para estas personas.

De acuerdo con Juan Enrique Almonte, los beneficios económicos del centro de masaje, ubicado en la avenida Francia de esta ciudad de Santiago, están destinados para la Asociación de Ciegos del Cibao, el cual no cuenta con los recursos requeridos.

Gran parte de los equipos utilizados por los ciegos para dar los masajes fueron donados por diversas instituciones.

No hay comentarios