Compartir

Varios reportes de la Inteligencia estadounidense habían señalado en el pasado la existencia de un programa de armas biológicas en Corea del Norte, así que el hecho de que Corea del Norte pueda posea componentes básicos para elaborar armas de destrucción masiva es prácticamente una doctrina establecida en EE.UU. y Corea del Sur.

Sin embargo, la amenaza de una guerra biológica proveniente de Pionyang está ahora de especial actualidad debido a la creciente tensión en la península coreana, según comentaron varios altos cargos militares de EE.UU. al diario The Washington Post.

Los analistas creen que el régimen norcoreano está avanzando hacia la adquisición de maquinaria esencial que podría usarse potencialmente para la creación de armas biológicas avanzadas en fábricas que pueden producir microbios por toneladas.

“El hecho de que los norcoreanos tienen agentes [biológicos] es conocido a través de varios medios”, dijo al Washington Post un alto funcionario estadounidense que decidió permanecer en anonimato. “La pregunta persistente es: ¿por qué han adquirido los materiales y han desarrollado la ciencia, pero todavía no han producido armas?”

Las investigaciones de las agencias de Inteligencia de Estados Unidos y Corea del Sur han concluido que Pyongyang llevó a cabo experimentos con varias cepas bacterianas, incluidos los microbios que causan ántrax, cólera y peste y viruela.

“La capacidad –la ciencia y la tecnología– es todo lo que existe por ahora”, añadió el funcionario. “Por el momento, Kim ha elegido no implementar [las armas]. Pero al fin y al cabo, todo se resume en una decisión política“.

De acuerdo con el diario estadounidense, a pesar de las sanciones internacionales, el régimen norcoreano está tratando de adquirir equipamiento desde el extranjero para la producción de armas biológicas, mientras sus científicos están desarrollando formas de crear una gran cantidad de patógenos rápidamente. 

Además, desde el Instituto Biotécnico de Pionyang, que, según especialistas, podría ser el centro del desarrollo científico de estas bioarmas, están intentando fichar a estudiantes prometedores de microbiología de las principales universidades de investigación de Europa y Asia.

Fuente de noticia

No hay comentarios